Ir al contenido principal

Luxurious Punk FW 11/12 by Lina Cantillo

Este fue el título de la colección Otoño Invierno 11/12 que la diseñadora presentó la semana pasada en su natal Barranquilla para Plataforma K. Una colección con una marcada inspiración urbana y contemporánea, pensada para ser cómoda sin perder la elegancia, con un trasfondo evolutivo de un hombre que ha trascendido creando una estética propia, rica en elementos icónicos y simbólicos. Prendas dirigidas a un consumidor seductor, innovador y mundano. Todo un recorrido Punk en el que, para sorpresa de todos, Lina decidió incluir algunos looks femeninos como homenaje a la revista INFASHION -su patrocinador del desfile-, todos ellos de una estética irreverente y contestataria absolutamente Luxurious.
Los materiales: denim lustroso, black denim con procesos de resina y oxidados propios de la industria, velvet o terciopelo, fine wool, flannel, cashmere, alpaca, algodones, cuero y tejido de punto con fibra LYCRA®.
Los colores: negro, gris acero, gris grafito, azul noche, azul navy, plateado y blanco.
Los accesorios (los símbolos): pisa corbatas en plata, anillos y zapatos en terciopelo. Mucha intervención en cristales de SWAROVSKI.

Algunas imágenes, primero las damas:
  • Vestido halter de lentejuelas plateadas, chaleco sintético negro, medias en malla negras.
  • Camisa en algodón a rayas grises y negras, short de lentejuelas plateadas, corbata skinny en seda negra y pulsera en taches y flor de organza.
  • Chaqueta de terciopelo color azul noche,  camisa gris grafito, liguero negro en seda y collar de piedras negras.
  • Chaqueta en paño azul navegante de talle largo, pantalón príncipe de gales gris, zapatos en cuero negro con taches.
  • Mónica Hernández espectacular de sacoleva negro, vestido en lentejuelas negras, cadena de calavera en brillantes y pulsera de serpientes.

 

Y los niños LC, como siempre impolutos. Danny Gil, divino, pero el más lindo era Charlie que no se dejó ver mucho, de un corre corre único en el backstage.
Las prendas claves: suits, chalecos, camisas, algunas de cuello redondo, algunas con detalles de SWAROVSKI en los botones, corbatas skinny, pisacorbatas de plata, abrigos, sacos cuello tortuga, estampados de diamantes, corbatas en piqué, mancornas en cristales de SWAROVSKI, chaquetas a cuadros negros, blancos y grises con las costuras por fuera o chaquetas en terciopelo troquelado, bufandas en flannel, seda y en terciopelo, abrigos militares cruzados, leggings sintéticos bien rockers, t-shirts en lentejuelas y otras hasta con estampado en SWAROVSKI, pañuelos de seda con aplicaciones de SWAROVSKI, smokings y corbatines en seda y abrigos xtra-large .



  

  



Los looks de Danny Gil merecen una apreciación aparte: 1. Chaqueta en terciopelo color azul noche, camisa cuello redondo en algodón, del mismo color de la chaqueta y jean skinny color petróleo.
2. Smoking en seda negra con raya horizontal, camisa en algodón del mismo color, cadena de plata referencia Oliver de SWAROVSKI ELEMENTS.


Y para terminar, algunas imágenes de la rueda de prensa post-desfile. Lina, linda como siempre. Mucho ojo a los zapatos de la colección. Impecables.






  Fotos by Ita

Comentarios

Entradas populares de este blog

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera