miércoles, 18 de abril de 2012

El look de la semana, encumbrado en Cartagena...

Seamos honestos. Lo más interesante de la recién realizada Cumbre de las Américas no fue ni el escándalo -que ya tiene canción- de las prostitutas que el Servicio Secreto de Obama contrató y no pagó (paguen que acá es barato, no sean descarados!), ni el burro Demo que mojó más prensa que el mismo presidente de los Estados Unidos, ni el dudoso "arreglo" que le hizo Shakira al himno nacional. Tampoco fueron los rumores del enojo de Cristina Kishner por no haberse tratado el tema de las Malvinas como ella esperaba (aunque yo insisto en que no se fue antes de tiempo por eso, sino porque se le estaban derritiendo todas las cirugías de la cara con el calor de Cartagena o, una segunda teoría, se fue rapidito para que no le pusieran trabas al cargamento de Revertrex que se llevó). Ni la rumba de Hillary en "Havana", ni el partido de Evo, ni la ausencia maravillosa de Chávez y Correa (que ni falta hicieron), ni el escandaloso costo de la Cumbre. Ni siquiera el espantoso acto de esconder a los vendedores ambulantes, pobres y animales de la calle "para dar una mejor imagen". Y mucho menos ese pañito de agua tibia que fue extendernos la visa americana a 10 años, cuando en la Embajada la continúan negando y países como Venezuela ya tenían visa x 10 hace raaato.

NO. No fue nada de eso. Lo más interesante de la Cumbre fueron los looks de la primera dama, Tutina, como ella pide que la llamen desde que está en campaña (pero lamento decirle que no pegó)... Aunque debo decir que el tema estuvo bastante competido -estaba la famosa guayabera y el look de Tío Sam del burro Demo porque el resto de primeras damas (incluso presidentas) pasaron con más pena que gloria-. Les dejo entonces el que para mí fue el look de la semana (pasada).

Quién: María Clemencia Rodríguez de Santos.
Ocasión: banquete de bienvenida a la Cumbre de las Américas.
Dónde: Castillo de San Felipe, Cartagena.
Cuándo: viernes 13 de abril.

El look: vestido bicolor de Isabel Henáo y creo que no es necesario sino verlo para adorarla (a Isabel, claro está). Aunque no puedo negar la elegancia y clase de la primera dama, que sabe lucir muy bien los diseños de Isabel. Del vestido no puedo decidir qué me gusta más: la combinación nada sutil pero en perfecta armonía de naranja y magenta, la silueta, la sobreposición de telas, o la fluidez, frescura y comodidad que transmite. Ejemplo para las otras primeras damas...

..:: Colombia en la Cumbre de las Américas ::..

..:: Colombia en la Cumbre de las Américas ::..

2 comentarios:

  1. Del primer look le desentona un poco el collar, pero de resto, bien. Ella e Isabel Henao hacen muy buena dupla, tengo buenos recuerdos de su vestido en la posesión (no el de su hija, un desastre completo).

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!