Ir al contenido principal

Cannes 2012: la recta final.

El Festival avanza, llegamos al día noveno y las asistentes siguen abonando buenos looks a nuestro recuento, aunque no con tanta frecuencia como en los primeros tres días -me ha tomado todo este tiempo lograr otro top 10-.

Cheryl Cole se ubica en el segundo lugar del ranking general, después de Paz Vega, con este Stéphane Rolland Couture primavera verano 2012. Es una lástima que la cola de plumas rojas se pierda sobre la alfombra del mismo color. El pelo recogido me habría gustado más.


Y cuando pensaba que nadie debia jamás usar algo de la recién presentada colección Resort 2013 de Chanel, aparece Diane Kruger haciéndome retractar de pensamiento, como diciendo "yo puedo lucir bien hasta eso", y efectivamente lo hizo. Triple mérito. No esperen ver en esta lista el Nina Ricci, el corsage lo arruinó para mí.


Alexandra Maria Lara en Elie Saab Couture otoño invierno 2011/2012, colección de ensueño hecha para alfombras rojas y para admirar, admirar y nunca cansarse por empalagosa que pueda resultar.


Bárbara Palvin en Valentino Couture otoño invierno 2012. Otra colección -de todas, la más romántica- que está triunfando en las alfombras rojas.


Karolina Kurkova en Roberto Cavalli primavera verano 2012. No hay mucho que decir, sólo presten atención al detalle de confección.


Bérénice Bejo en Giambattista Valli Spring 2012 Couture y clutch Olympia Le Tan. Un riesgo interesante acompañado de la genial decisión de eliminar el moño. Me sobra el clutch.


Y terminando los vestidos de alfombra roja, Milla Jovovich por partida doble. En un Atelier Versace primavera verano 2012 futurista y muy muy difícil de llevar, pero insoportablemente natural en ella. Nada que hacer, she´s got the look. El segundo estilismo es de Prada, derroche de brillos dorados al mejor estilo flapper.



Ahora los menos formales. Gemma Arterton en conjunto Gucci otoño invierno 2012/2013.El estampado trópico-oriental da vida al estilo pijama del ensamble. Complementa con el joyas y clutch, también Gucci.


Kristen Stewart nuevamente me deja fascinada con un look de pantalón. Una simple camiseta blanca de Juicy Couture, blazer negro de Rebecca Minkoff, pantalones amarillos con estampado turquesa firmados Balenciaga, combinado y tacones negros no pueden coordinar mejor. Me encanta pero mujer, haz algo por esas ojeras!


Mención de honor para Jessica Chastain en Gucci Premiere. Quedan sólo dos días de Festval, así que el siguiente post de Cannes será el de cierre. Esperemos que nos estén dejando lo mejor para el final...

Comentarios

  1. Buen post! me haces interesar mucho. Te invito a que me sigas http://jualferx.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente nuestra Diane luce un poco inc´moda, acartonada..bueno, son los ángulos del vestido pero no me gustó de a mucho en ella.
    Casi no me gusta el estilo pijamesco pero debo decir que me llamó positivamente la atención el look de Gemma Arterton, se ve relajada pero muy sofisticada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera