sábado, 12 de mayo de 2012

Círculo de la Moda de Bogotá: día 2.

El jueves, el balance del CMB no fue tan bueno como el del miércoles en materia numérica, sólo una buena pasarela de tres programados, pero QUÉ pasarela. Pepa Pombo by Mónica Holguín, una clase magistral sobre el mejor uso posible del tejido de punto en la moda.

Pero comencemos en orden. Lo primero que debo decir es que no tenía ni la más remota idea de que la de Guillén y Bayona sería la pasarela internacional del Círculo. En segundo lugar, si esa es la pasarela internacional, let´s stay local please! Tercero, el styling me recordó las presentaciones de bambuco en kinder y primaria. Por último, en un evento de moda NO SE HACEN CUÑAS TIPO RADIO DE LOS PATROCINADORES... Tal vez un reel, o un videíto, pero un presentador narrando me parece de pésimo gusto. Sobre los abrigos, ok, son lindos y bien hechos, pero.. y la propuesta de moda?


Por fortuna siguió Pepa Pombo by Mónica Holguín con su colección 'Pretty in Knit' y todo fue magia (excepto por la logística, de la que hablaremos en el resumen del evento). Se nota la investigación, se entiende la historia, se valora el detalle. No olviden que Pepa Pombo fabrica sus propias telas, es decir que el diseño se concibe desde las fibras, logrando que cada prenda lleve el sello característico de Pepa Pombo. Siluetas alargadas y fluídas, con la caída sobria y propia de los textiles. Verde esmeralda y azules medios, rojos, magentas y naranjas complementaron los neutros dominantes de la colección otoñal. Amé todas y cada una de las prendas. Las quiero todas y me las pondría sin dudarlo. Les dejo algunas imágenes:
 
  

  
  



El cierre de la jornada le correspondía a Sandra Cabrales y confieso que tenía expectativas altas con su pasarela de mujeres reales Dove. La idea de las modelos no modelos siempre me ha gustado, así que adoré la idea de madres, publicistas y arquitectas en la pasarela. Pero la colección no estuvo a la altura; un revoltijo de muchas cosas vistas ya hasta la saciedad y, honestamente, yo no dejaría a mi mamá salir con esos rosetones! Me fascinó eso sí, la actitud de Liz Bohórquez, una de las modelos. Pero la propuesta de buen diseño nos la quedaron debiendo...


Pero aquí no acabó la cosa! Juan Diego Perdomo, el blogger detrás de Fashiontaster, invitó a un pequeño grupo de bloggers y fashionistas a  un "Petit comité", en el que hubo más moda que en algunas de las pasarelas. En este punto ya mi cámara había fallecido, así que los remito a su blog para ver las fotos: http://www.fashiontaster.net/p/editors-diary.html

Fotos by Ita.

2 comentarios:

  1. Excelente post, me encanta como expresas tu punto de vista.
    Saludos,
    http:the-glambition.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. No sé. Nunca he sido fan de Sandra Cabrales, los rosetones de los que hablan son su sello característico, si te fijas. A mi personalmente no me gustan. El styling de la mayoría, los vi en fotos y nada que ver. La primera pasarela me recordó a los minicromos del Reinado de los tempranos 90. Horror.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!