jueves, 5 de julio de 2012

De flaca a sobrado de tigre.

Creo que soy de contextura delgada, no langaruta ni sobrado de tigre; pero me ofende hasta el tuétano que gente como Alejandra Azcárate sea capaz de poner por escrito y en un medio masivo una columna como "Las 7 ventajas de la gordura" que, lejos de resaltar realmente los beneficios de no sufrir por el peso, se ensaña de la forma más vulgar y ordinaria con la gordura. Es por eso que los invito a que analicemos un poco lo que hay detrás de sus líneas amargas y odiosas.

La columna que hoy le cuesta ser TT en Twitter después de "Fritanga" (qué vergüenza) comienza así: "Confieso que formo parte de las víctimas de esta sociedad que nos bombardea con esquemas específicos de belleza a través de los cuales la delgadez es un ideal". Me detengo para hacer un par de observaciones. En primer lugar querida Alejandra, le falta una coma a esa oración. En segundo, si le parece que la sociedad nos bombardea con esquemas de belleza delgados, qué demonios hace escribiendo semejante improperio que rectifica ese estereotipo que la victimiza??? La dieta le quemó más neuronas que calorías??? Conoce el término COHERENCIA? Respiremos profundo y continuemos.
"Me identifico por mi genética y metabolismo con una estética sin protuberancias, relieves y desproporciones" dice la poco graciosa comediante. Me pregunto entonces por qué quienes la conocen de tiempo atrás, aseguran que cuando trabajaba para el Bogotá Fashion era gorda (y más querida)?. Genética y metabolismo? A enredar a un duende! Pero, hay que reconocerle también la única frase acertada de su impertinente columna: su perspectiva de lo bello es bastante primaria.

Acto seguido, la señora desnuda sus inseguridades y traumas camuflados en los 7 puntos que dan nombre a la columna. Si leen bien el texto (no al estilo Simón Gaviria), notarán que la primera "ventaja" lo que demuestra es la frustación de la dieta que debe tener la pobre mujer como cláusula en sus contratos; que la tercera "ventaja" prueba que los hombres no la tratan con caballerosidad e incluso abre la puerta a la posibilidad de haber sido maltratada (lo que no justifica para nada sus medios); que la cuarta "ventaja" sólo aclara que es una pobre mujer sin amigas, traicionada y engañada (mi sentido pésame); que la quinta "ventaja" la hace quedar como una acomplejada en el sexo (mi sentido pésame a su marido); que la sexta  "ventaja" evidencia que no disfruta de unas vacaciones en la playa o un plan de piscina por física cohíbición y que ya quisiera poder asolearse como "sapo desparramado sin tapujos" y no sumida con miedo a que se le asome un gordito y le pidan el divorcio; y por último, que la séptima "ventaja" comprueba que usted sufre de graves problemas de autoestima que la lleva a cuestionarse si de verdad la quieren por lo que es y no por los kilos que le faltan.

Lo más seguro es que ella no llegue a leer este post pero ustedes sí y eso me basta. Espero de todo corazón que sepan leer entre líneas y que nadie se vaya a traumatizar por las amarguras de una langaruta amargada que se veía mucho más bonita con grasita en los cachetes, o no?


Moraleja: coman y sean felices, Ita les dice :p

8 comentarios:

  1. Odio esta comparación, pero al leerte, te veo como César Rincón frente a un toro de lidia. Adivina como terminó el segundo. Qué demoledora! Me encanta.

    Lux

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lux!!! Siempre tan generosa con tus comments :D Amé tu post sobre el mismo tema! Es bueno que levantemos la voz ;)

    ResponderEliminar
  3. totalmente de acuerdo, un saludo desde España

    ResponderEliminar
  4. Pura Realidad, me encanta la manera en la que le expresas que es una pobre infeliz, reitero, le dan una columna de lectura masiva a cualquier pendejo en este pais, abrazotes Ita! como siempre un gusto leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaaaaas!!! Tienes toda la razón, le dieron más de lo que podía manejar.

      Eliminar
  5. Itaaa....gracias!!! que buen texto, ya no escribirè yo, suficientes tus palabras. La oiste comparàndose con Daniel Samper Ospina? por Dios!! evidencia clara de mucha soberbia, mucha ignorancia e infinita falta de sensibilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo Gloriiii! Escribamos todos! No la pude escuchar pero me contaron y lo leí en El Colombiano. Perdió la oportunidad de retractarse, ser humilde y rectificar. Como tú dices, soberbia, ignorancia e infinita falta de sensibilidad!

      Eliminar

Gracias por tu comentario!