jueves, 21 de febrero de 2013

Alta Costura para los Premios Óscar por favor!

No había tenido tiempo de compartirles mis highlights de las colecciones primavera verano 2013 Alta Costura, el porno de la industria de la moda. Del 21 al 24 de enero, fashionistas de todo el mundo estuvimos pendientes de los diseñadores que ostentan la codiciada etiqueta. Nombres como Christian Dior, Giambattista Valli, Giorgio Armani Privé, Jean Paul Gaultier, Versace y Valentino fueron el plato fuerte de lo que ya de por sí es el plato fuerte del calendario de la moda. Brilló por su ausencia Givenchy. Lo cierto es que, por la cercanía de la presentación de estas colecciones con la alfombra roja más importante del año, me hacen que mi apreciación se enfoque en los looks que me encantaría ver pasar por esa alfombra roja. De hecho ya varios han pasado por otros de los premios que preceden los Óscares, caso Adele en Valentino (sí, el de estampado polémico), Marion Cotillard en Dior (BAFTA Awards), Anne Hattaway en Giambattista Valli (SAG Awards) y también en Chanel Couture, y Sarah Jessica Parker en Maison Martin Margiela (gala amfAR). Y seguramente otras que se me escapan. El año pasado hice este mismo ejercicio menos concienzudo, así que lo repito, esta vez completo, recorriendo la mayoría de las colecciones.

Comienzo con Atelier Versace. Una pasarela con mejor casting que concepto para mi gusto. Cuota de súper-modelos sobresaliente, acentos fluorescentes y pocos looks de alfombra roja. Me quedo con este.



Encontré muchas más opciones en Christophe Josse, "grand couturier" desde 2011. Elegancia lady-like, encajes, brillos y drapeados griegos en siluetas clásicas y románticas. Sé que los tres primeros looks pueden resultar poco apropiados para los Óscares por su largo pero no puedo editarlos, me enamoré de ellos...  



La colección de Raf Simons para Christian Dior retomó elementos campestres como el jardín, la naturaleza, las flores y la pureza en su aspecto más primaveral. El trabajo a mano salta a la vista. Una colección couture real. Imposible no pensar en Anne Hattaway con el estilo pixie de esta pasarela, aunque las musas reales para el styling fueron Audrey Hepburn y Janet Leigh en Psycho (ganadora y nominada, respecticavemente, al Óscar). Estos son los looks que quisiera ver el próximo domingo:


De Giambattista Valli, códigos antiguos presentados frescos y  novedosos, juegos de volúmenes, texturas y hasta cabida para un pantalón.... camuflado bajo la falda.


Karl Lagerfeld presentó una de las mejores colecciones de Chanel en los últimos tiempos, ambientada en un bosque dentro del Grand Palais, cargada de melancolía y del romanticismo alemán de finales del siglo XVIII, con plumas y bordados que consiguen engañar al ojo inexperto. Looks atípicos que adoraría ver caminar por la alfombra roja de los Óscares.


Y por qué no llevar los pantalones bien puestos al evento más importante de la temporada de premios? Eso sí, que sean de esta colección de Stéphane Rolland, no como los de Beyoncé en los Grammy.... Será que Paz Vega repite fórmula ganadora?


El color llega de la mano de Giorgio Armani Privé y, aunque la mayoría de las nominadas suele optar por looks monocromáticos, creo que es válido un buen estampado en el vestido adecuado. Aquí hay buenas opciones para ambas, en perfecta clave Armani. El rojo no puede faltar, es el color que augura éxito por excelencia y, aunque no garantice llevarse la estatuilla, sí garantiza un lugar en el lente de todas las cámaras.


Elie Saab ya es un infaltable en cualquier alfombra roja, así que pronostico que veremos varios de esta colección el próximo domingo. Y es que, podríamos decir que se ha ganado el título del rey de la alfombra roja con su estética de ensueño que bien puede tomar el lugar de los cuentos de hadas en el imaginario fashionista. Los bordados, el encaje, el tul, la transparencia, la delicadeza, EL ILUSIONISMO! Cómo no incluir casi media colección en esta lista??? Este señor es ineditable!!!!


Sé que Jean Paul Gaultier es una opción bastante inusual para la ocasión pero yo diría que opciones hay y sería bastante interesante verlas en escena. Usar un Gaultier requiere de una dosis de actitud que no cualquiera puede mantener, así que se atreva asume una responsabilidad inconmensurable.


Valentino, otro de los grandes jugadores en esta cancha, me hizo recordar una entrevista que dí hace poco para un programa de TV que hablaba sobre el lujo. En algún punto me preguntaban si eran exagerados los precios de las marcas de lujo. Primero, es difícil responder eso en un país con los salarios promedios que tiene Colombia sin que recibas cátedra moral y segundo, es más difícil aún que se entienda realmente el concepto del lujo. Lujo es un vestido Valentino que requiere 500 horas de mano de obra en confección. Lujo son 850 horas para bordar una chaqueta y una falda en organza. Calculen el costo de eso y luego díganme si los precios son realmente exagerados o sí, por el contrario, valen lo que cuestan. Nos cuesta entender eso, nos cuesta entender el verdadero lujo, pero eso es harina de otro costal. Para mí, esto es perfección.


Y por último -en esta entrega porque viene una segunda-, un único look de Maison Martin Margiela que quisiera ver pero sé que las posibilidades juegan en mi contra. Aún así, se los dejo. Mi segundo favorito de esta colección, como dije al comienzo de este post, ya lo usó Sarah Jessica Parker en la gala amfAR hace algunos días. Y no la culpo, era irresistible...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!