Ir al contenido principal

Mis mejor vestidas en los Premios Óscar.

Ahora sí, con la información decantada y asimilada, les comparto mis apreciaciones sobre lo que vimos anoche en la alfombra roja de la octogésimo quinta edición de los Premios Óscar. Hubo varios de tipos de mejor vestidas, así que en esta ocasión segmentaré por categorías... A ver si funciona... Las tendencias destacadas: blanco, rojo, metalizados y brillos, azul y lucir curvas (excluyendo a Giuliana Rancic, claro). Sin más preámbulos les dejo mis 13 mejor vestidas.

Mejor vestidas absolutas.
El gran ganador de la noche, que no recibe estatuilla pero debe estar henchido de orgullo con toda la razón, fue Raf Simmons, encargado de vestir de Dior Couture a la ganadora al Óscar como mejor actriz, Jennifer Lawrence, quien recibió la estatuilla no sin antes protagonizar la caída de la noche, de la que terminó sacando provecho en su discurso, con gracia y elocuencia.


Y ese no fue el único Dior Couture de la noche. Una segunda mujer Dior, tal vez la más despampanante de todas, fue la encargada de lucir otra de las creaciones de Raf. Charlize Theron siempre luce preciosa, y cómo no con esa cara y cuerpo, pero en esta ocasión fue una perfecta oda a la belleza y el glamour.  Si bien el vestido de Charlize recuerda mucho al Chanel Couture que lució Anne Hathaway en los recientes Golden Globes (y el nuevo corte de pelo también suma similitud), tienen sus diferencias y resulta mucho más impactante la imagen de Charlize, sin demeritar a Anne ni a su Chanel.


Aplaudo las elecciones de Alta Costura porque cuándo si no esa noche es más apropiado lucir el trabajo de un Grand Couturier? Ahora, continuemos con los looks no Couture que también estuvieron a la altura de la invitación.

Mejor vestidas junior. 
Amanda Seyfried en Alexander McQueen Crucero 2013, con el escote un poco grande para su talla pero bellísima. Sí, es cierto que la versión original del vestido habría resultado más interesante en Amanda por su color de piel, pero es posible que hayan querido evitar cualquier parecido con Jessica Chastain en los Óscar del 2012.


Olivia Munn en Marchesa otoño invierno 2013/2014. Olivia entendió el glam-code que implica una gala de Óscares. Aunque difícilmente algo se le vería mal a este gancho, este es uno de mis looks favoritos en ella. Olivia no es tan junior, lo sé, pero entenderán más adelante por qué quedó en esta categoría.


Amy Adams en Óscar de la Renta también supo lucir como toda una nominada a un Óscar y se vistió como si esperara realmente llevárselo (no fue así pero la intención es lo que cuenta). Si el vestido hubiese sido de otro color estaría encabezando hoy todas las listas de mejor vestidas, pero eligió un tono que en ella resulta un tanto fantasmagórico. Aún así, es un perfecto traje para la ocasión. Si Olivia ya no es tan junior pues Amy mucho menos, de nuevo, lean todo el post y entenderán.


Mejor regreso al ruedo:
Nicole Kidman en L'Wren Scott otoño invierno 2013/2014 volvió a gustarme después de incontables alfombras rojas viéndola obsoleta y aburrida. Espero que este look marque el regreso de una estrella fashionista. 


Mejores looks metalizados:
Hally Berry en Versace y Naomi Watts en Armani Privé. Dos vestidos difíciles y extremadamente exigentes en dos mujeres con cuerpazos y actitud para lucirlos como era menester.



Mejor espalda:
Stacy Keibler ya no puede relajarse confiando en que lleva el mejor accesorio del brazo porque el hombre ya está mostrado señales de vejez... Y anoche se lució por su propia cuenta en Naeem Khan, con la mejor espalda en esta y muchas otras alfombras rojas. El resto del vestido y el styling se mantuvieron impecables. Un 10 para esta mujer y su stylist.


Mejor vestidas senior.
Ahora pasemos a estas señoras actrices que dieron clases de estilo a su paso:  Emanuelle Riva perfecta en Lanvin, demostrando a sus ochenta y tantos que el glamour no tiene edad. Jane Fonda espectacular en Atelier Versace, ateniéndose a su belleza como reza el dicho. Y Sally Field en Valentino otoño invierno 2012/2013; desde que recuerdo, no había visto a Sally Field tan bien vestida... Creo que esta fue su reconciliación con la moda y su reivindicación con el público (porque seamos honestos, la mujer venía de desastre en desastre).



Mejor vestida plus size: 
Adele en Jenny Packham negro y si les molesta que haya regresado al negro, les recuerdo todo lo que dijeron de ella cuando se arriesgó a usar estampado. Para cantar se cambió a un Burberry más corto y con mucho más brillo. Aceptémoslo, la mujer puede vestirse de negro las veces que quiera y se ve perfecta. Es mas, si yo llego a encontrar la fórmula para verme así de bella, les juro que no la suelto! Para qué variar cuando te ves mejor que el resto de la humanidad? 


Espero les haya gustado esta primera selección porque falta lo peor y más.... Coincidimos en algunas? Quiénes me faltaron?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D