martes, 19 de febrero de 2013

Sobre el circo de Suzy....

Hace una semana, Suzy Menkes, una de las voces más reales y con mayor credibilidad en la industria de la moda, publicó lo que podríamos entender como un desesperado manifiesto ante la situación actual de la moda en el mundo. Las reacciones no se hicieron esperar y, para no ir muy lejos, el artículo y sus respuestas han sido tema de conversación en recientes encuentros con amigos blogueros y de la industria, y de discusión en redes sociales. No pretendo debatir si la editora tiene o no razón porque no me compete y es Suzy Menkez (hace la venia). Pero sí diré que encuentro mucha verdad en la apreciación que da pie a todo el texto: "las personas afuera de los eventos de moda son más pavos reales que cuervos" y lo que pasa fuera de la pasarela llega a tener más relevancia que la colección misma. Por cuervos entiéndanse todos aquellos personajes que prefieren guardar un bajo perfil en desfiles y demás eventos de moda, y por pavos reales, todo lo contrario, caso Anna Dello Russo por citar solo un ejemplo. Ok, eso es innegable allá y acá, pero es tan malo acaso? A mí no me incomoda, de hecho me entretiene ver cómo hay valientes que toman riesgos que yo no sería capaz de tomar y terminan luciendo perfectamente ensamblados. Pero hay casos extremos en los que el afán por llamar la atención es evidente y la moda cae en el absurdo ridículo. Y esto pasa en las semanas de la moda del mundo entero, porque en Colombia el fenómeno viene en crescendo. Lo que sí resulta preocupante es que eso sea lo que estemos vendiendo y comprando como "street style" cuando todos sabemos que no es real... Todos sabemos con un simple vistazo cuándo alguien se viste para acaparar los flashes de cuanta cámara hay cerca, y también sabemos cuándo la atención sobre el look de alguien es por un estilo real, coherente y consistente, no es así? NO TODOS Y NO SIEMPRE!!! Lo sabemos nosotros, los que vivimos en y de la industria de la moda, los apasionados por el tema que leen y se informan, pero no tiene por qué saber diferenciarlo el ciudadano de a pie que espera ver los reportajes de las revistas para enterarse de qué es lo que está "de moda". Cuál no será su sorpresa cuando lo que les llega son iglúes de peluche, gafas con lente de acero que no permiten ver, tacones invertidos que atentan contra la seguridad de quien los use, en fin, la lista es infinita... Por supuesto que terminarán tildando a la moda de soberana payasada y nosotros, nos quejaremos del estigma y refutaremos con los argumentos de siempre... Lo interesante aquí es que nosotros alimentamos ese círculo vicioso dándoles la atención que buscan. Y así seguirá siendo, eso no lo va a cambiar ni Suzy Menkes, el tema ha trascendido de un simple asunto de vestuario a fenómeno sociológico en constante estudio. Lo cierto es que el disfraz, lo falso, el grito desesperado, si bien no es street style, sí es llamativo pero ni es propio, ni es estilo, ni es real. Al final del día, algunos cuervos seguramente habrán querido recibir la atención que reciben los pavos reales y algunos pavos reales querrán tener un ápice de la credibilidad y el respeto que tienen los cuervos.

Y sí, el show mediático es cada vez mayor afuera de las pasarelas del mundo, aunque en Colombia, por fortuna, todavía sigue primado lo quepas adentro (bueno, ayuda que por nuestras pasarelas no se aparezcan ni Olivia Palermo ni Chiara Ferragni, ni siquiera Tatiana Santodomingo)... Pero de nuevo, es tan grave que el foco se salga del lugar? No es un fenómeno sociocultural de lo más interesante? La moda finalmente es el resultado de múltiples fuerzas y está en constante cambio, al igual que dichas fuerzas... No afirmo, solo divago.

Volviendo a los pavos reales y los cuervos, debo confesar que muchas veces me cuestiono -aunque no pretendo dejar de hacerlo- por presentarles imágenes de "street style" tomadas en eventos a los que los asistentes vamos producidos pero creo que no es una falta grave, en tanto que son expresiones reales de estilo, tan palpables que resultan inspiradoras para el lector, o al menos eso es lo que pretendo capturar. Se entendió, no?

Ahora, sobre el tema de los obsequios creo que es innecesario ahondar. Los reciben tanto periodistas de moda de reconocidas publicaciones, como blogueros, fashionistas, en fin. Y es que es un hecho que estos actores de la industria son vallas interesantes para diseñadores y marcas. El problema en estos casos recae en la ética de quien recibe, y creo que existimos muchos capaces de distinguir entre 1. dar una honesta opinión (subjetiva u objetiva, ese tema ya lo agoté en un post anterior), 2. negociar honestamente pautas y patrocinios (hey, hay gente que vive de esto) y 3. vender tu opinión (y de paso tu alma). Y eso sencillamente se percibe entre líneas, no subestimemos al lector y mucho menos a la fuente, que si es realmente buena, sabemos que no querrá perder su mayor activo: su credibilidad.


Les dejo el link al artículo de Suzy para los que todavía no saben de qué les acabo de hablar >>> aquí. Lean y opinen ustedes pero por favor, sin rasgarse las vestiduras, no es para tanto...

4 comentarios:

  1. Considero que debería estar aquí la señorita Ferragni, que además de cada día lucir los looks más ridículos para cualquier mortal, está haciendo fama de que le regalan cosas cuando éso realmente no sucede... En Fashionista está todo lo que estoy diciendo.

    PD: No soporto a Bryan Boy, me parece tan sobrevalorado como ícono del estilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy ya a leer ese novelón a Fashionista, cómo es la cosa? Dice que le regalan y no? Jajaja eso es nuevo!

      Eliminar
    2. Aquí te lo dejo, para tu deleite:

      http://fashionista.com/2013/01/bloggers-fake-free-swag/

      Eliminar
    3. Gracias por el dato, eso está buenísimo, rayando ya en la locura!!!

      Eliminar

Gracias por tu comentario!