viernes, 10 de mayo de 2013

Segundo día del CMB.

El segundo día de pasarelas estuvo todavía más interesante que el primero. Creo que presenciamos la mejor pasarela de todo el Círculo, el trabajo de los estudiantes que augura un buen futuro a la moda colombiana, y una muestra de oscuridad y decadencia hecha moda. Les hablaré entonces de mis cuatro pasarelas favoritas de la jornada: UniAndes, Leal Daccarett, Kika Vargas y A New Cross.

SIIRA, Universidad de los Andes.

La Universidad presentó siete propuestas: SweetDolls, Structure of theScents, Siira, Riosucio, Lumbalú, Ava y Antonia. Les voy a hablar de una en particular, a la que le eché el ojo desde hace algunos meses, cuando comencé a ver el trabajo como stylist y productor de uno de los diseñadores que participó en la colección. Se trata de SIIRA, propuesta de David Chicaeme, Jaime Rodríguez, Diana Aldana y María Lucía Buraglia. Habla de contrastes españoles y peruanos, de mestizaje, de latinoamérica e hispanidad. El trabajo manual en los textiles es todo un deleite visual. Tuve una de las faldas en mis manos y usé una de sus crinolinas a manera de falda, así que créanme cuando les digo que la calidad del trabajo es de grandes ligas. Felicitaciones a estos talentos fresquitos!


"Lea" por Leal Daccarett.
Era una de las pasaralas con mayor nivel de expectativa y no decepcionó. El duo fusionó siluetas clásicas, orientales, oversised y skinny con trabajo manual que enriqueció la colección. Los cut-outs y los boleros amplios pusieron la cuota de tendencia, mientras que algunos materiales, el overlaying y los juegos de volúmenes van marcando un sello recurrente en ellos. Los turbantes, las espaldas y las piezas de origami, protagonistas indiscutibles. La paleta de grises, rosas, lilas, neones, verde sorbete, azul Klein me resultó de nuevo bastante primaveral pero bellísima (como en Pepa). El verde militar, eso sí, delicado y libre como nunca. Complementaron la colección zapatos punk metálicos de Steve Madden. 







"Everywhere" por Kika Vargas.
Kika dejó mudo al auditorio (a excepción de la señora que estaba detrás mío y no se calló por un segundo que espero me lea) con su despliegue de lujo y fastuosidad. Kika es una diseñadora de exportación, de esas que debemos presumir a boca llena, y de esas que callan a quienes tanto critican la moda colombiana. Infashion le apostó a la que era. Cualquier descripción le va a quedar corta, así que me limitaré a decirles que reinterpreta los años veinte -Roaring 20's- y hace querer lucir a diario estas siluetas flapper. Los estampados sobre la seda vienen de paredes y muros antiguos, trabajadas a mano e intervenidas digitalmente. La paleta: dorados predominante, naranja, amarillo, verde, terracota, café, blanco, negro y gris. Los materiales: satín de seda, chiffon de seda, velo de seda, brocados, lames, paños cashmere, cintas de gamuza, pedrería Swarovski y, por primera vez en una colección de Kika, cuero. Sigo viendo con filtro dorado cada vez que me remonto a esta colección. Lo mejor del Círculo por donde se quiera ver.







“Atratus” por A new cross.
Atrâtus,a,um: vestido de negro; teñido oscuro. (adjetivo). Pero la marca va más allá de una colección negra casi en su totalidad; A new cross evoluciona, explora, experimenta y construye con cueros, linos, alpacas y paños, un universo de vestuario atemporal y asexuado, sin distracción de color ni de nada; el foco es la prenda. Un estilo oscuro y radical que no es para todos pero que se levanta como una propuesta sólida y coherente, bien pensada, bien ejecutada. Me arrepiento de no haberme quedado a verla -en especial por ver a mi querido Ricardo Domínguez en acción-, pero el cansancio me vencía...




Fotos de Cámara Lúcida.

Para ver las pasarelas completas los invito a visitar los álbumes de Cámara Lúcida haciendo clic aquí: UniAndes, Leal Daccarett, Kika Vargas, A new cross.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!