jueves, 25 de julio de 2013

Haider Ackermann; el contador de SU historia.

Cuando supimos que la pasarela inaugural de este año en Colombiamoda sería una retrospectiva, muchos nos desilusionamos un poco y se desinfló algo de esa histeria colectiva por la venida del diseñador. Y es que, las retrospectivas presentadas últimamente en Colombia por los diseñadores internacionales invitados a ferias y semanas de moda han dejado más sensación de sancocho que de una recapitulación. Pero el lunes, con una clase magistral, Ackermann demostró que una retrospectiva puede presentarse como una colección coherente, conducido por una historia, en este caso, la suya, y salir triunfante, confirmando que esa histeria colectiva inicial tenía sentido. Les dejo mi review.

Como "un capítulo más de un libro que espera nunca termine" describe Ackermann cada una de sus pasarelas; me hubiera gustado que le preguntaran el martes en el conservatorio que ofreció, ¿cómo llamaría al capítulo que leímos la noche del lunes, durante el desfile inaugural de esta edición de Colombiamoda? Pero cómo titular una década de trayectoria, resultado de transitar por el mundo y absorber culturas, resumida en 38 looks?. Retrospectiva no es la palabra; Haider, tal vez; el contador de historias (como lo llamó Tim Blanks), sería idóneo, aunque su carácter humilde e introvertido seguramente no le permitirían auto-proclamarse el nada de nada, pero es el nombre de mi elección y así quiero pensar que se tituló la pasarela del lunes, una historia en que la mujer fue protagonista indiscutible y la oscuridad, la música, el humo y el viento -que se hicieron cargo de crear la atmósfera brumosa- y la luna -asistente luminotécnica espontánea de David Overcamp-, partícipes y secuaces. Cada uno de esos elementos aportaba al misterio, la fuerza y lo incompresible de la mujer de Ackermann, reflejo del carácter de él mismo. 

Fue la noche que todos esperábamos (o la gran mayoría de asistentes) y mucho más. Ackermann empacó en su maleta de viaje toda esa sensualidad incomparable, su maestría con el cuero, la elegancia de su formas orientales sobre sedas, la técnica magistral de sus drapeados, sus negros y colores otoñales y, después de que medios y blogs escribimos sobre su historia, su pasado, su vida y su carrera, fue él mismo quien presentó su crónica, hilo a hilo, paso a paso.






















Fotos de Cámara Lúcida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!