Ir al contenido principal

Moralejas de los VMA's.

No pensaba escribir nada sobre la pasada entrega de los MTV Video Music Awards porque, honestamente, dejando de lado a Holland Roden, no hubo nada sobre esa alfombra roja digno de comentar... Sin embargo, creo firmemente que todo tiene un propósito, hasta los desastres que vimos en los VMAs, así que capitalicemos! 

No encuentro por dónde más comenzar que por la cantidad de veces que Miley Cyrus sacó descomunalmente la lengua durante su presentación, definitivamente, algo anormal. Como anormal también fue su peinado (no intentar en casa, mucho menos fuera de ella), el dedo de goma y sus poses con él... Pero debo ser justa y decir que Miley no fue la única vergüenza del evento, aunque sí la campeona; algunas asistentes decidieron complementar sus looks con animales extintos o imaginarios, ortodoncia "chic" y conchas a modo de bra al mejor estilo de La Sirenita. Quizás lo único digno de repetir del evento -en términos de vestuario, claro, J.T. está fuera fuera de concurso-, Holland Roden en Naeem Khan Resort 2014. Les dejo algunas imágenes para que refrescar sus memorias y, más importante aún, las siete (lucky number) moralejas que quedan después de estos episodios...


Moraleja No. 1: si no eres Mick Jagger, limita tu lengua a sus funciones fisiológicas.
Moraleja No. 2: no dejes tu styling en manos de osos amorosos.
Moraleja No. 3: menos (fomi, grills y plumas azules) es más.
Moraleja No. 4: los disfraces, como la moda, son cíclicos y siempre vuelven (reciclen Sirenita y Marimar)...
Moraleja No. 5: el antidoping antes de salir a tarima -aún para osos rosados- está subvalorado...
Moraleja No. 6: siempre habrá luz o un Naeem Khan al final del camino, aún en los VMAs...
Moraleja No. 7: ¡YOU CAN'T FAKE SEXY!



Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá