martes, 26 de febrero de 2013

¿Qué pasó con Anne?

Todos apostábamos por ella, moríamos por verla brillar y lucir más bella que nunca, porque todos esperábamos que ganara el Óscar. Entonces, qué pasó? Por qué el vestido que llevó a la alfombra roja y con el que recibió la estatuilla tuvo tantas críticas y fue el menos acertado de los tres que usó a lo largo de la velada? Y por qué no llegó de Valentino como se había confirmado?


La misma Maison Valentino informó, por medio de un comunicado de prensa, que la actriz luciría una de sus creaciones Couture, pero ella llegó -dejando a todos con los crespos hechos-, en un poco favorecedor Prada que decepcionó al universo fashionista. Y cuál no sería la sorpresta de Mr Garavani himself que la pobre tuvo que salir hoy a pedir disculpas públicas por no haber usado el Valentino que se anunció. El motivo, según la propia Anne, fue otra actriz (léase Amanda Seyfried) que llegó con un diseño muy parecido. Una disculpa protocolaria para con el diseñador, pero, muy en el fondo, ella debe saber que desaprovechó la oportunidad de su vida de quedar grabada en la memoria fashionista de la historia, así que quiero pensar que la disculpa fue dirigida a todos los decepcionados. Honestamente, los pezones eran lo de menos! Y el vestido no era feo, en absoluto, pero era un vestido que podría haber usado en cualquier ocasión, no en la única noche del año en la que se espera que el vestido de las más opcionadas a llevarse el Óscar ocupe por lo menos 2 asientos. Ahora, ese collar no tenía por qué estar en ese cuello!!! Falló la lógica y falló el styling (a cargo de Rachel Zoe, quien también ayudó a Jennifer Lawrence con su elección). Este era el original vestido de Anna para recibir su Óscar y sí, era muy parecido al McQueen de Amanda, pero habría sido más que idóneo para recibir su Óscar, no creen?


En su segunda aparición de la noche, durante el performance de Los miserables, Anne lució un Armani precioso, mucho mejor que el Prada de su llegada. Todos cruzábamos los dedos para que se quedara así y no volviera al Prada... pero fue en vano. 


Por último, para la fiesta de Vanity Fair, eligió un Yves Saint Laurent gris paloma con escote y cuello triangular en lentejuelas doradas. De nuevo, un vestido que habría arrojado mejores resultados que el Prada pero que tampoco convence a los críticos. Aclaro que yo no soy crítica y que este a mí sí me convenció :p


En conclusión querida Anne, hiciste todo un preludio de elecciones acertadas y favorecedoras a lo largo de toda la temporada de premios para arruinarlo todo en el último minuto. Pero veamos el lado positivo de las cosas: 1. Igual te llevaste el Óscar. 2. Tus pezones dieron más de qué hablar que el Óscar ganado, y eso al finalizar el mes significará un media cover abrumador y tu jefe de prensa brincará en un solo pie.

Moraleja, el diablo sabe más por viejo que por vestirse de Prada... no tiene nada de sentido pero lo quería decir :p ¡Y que viva Genovia!

lunes, 25 de febrero de 2013

Mis peor vestidas en los Premios Óscar y el pelo de Melissa McCarthy.

Esto es fácil, directo y sin rodeos. NO ES POSIBLE QUE DESPERDICIEN UNA OPORTUNIDAD DE BRILLAR DE ESTA MANERA. MULTA PEDAGÓGICA PARA:

1. La mamá de Quvenzhané Wallis que decidió disfrazar (o dejar disfrazar) a su pequeña de nueve años de cuarentona con mascota de solterona y todo. Vestida de Armani Junior, con un bolso de peluche que parece comprado en el semáforo de cualquier agáchese y peinada con bucle tieso, la pobre nena fue para mí la peor vestida de la noche y que me perdone el universo porque está muy peque pero es cierto... 


2. Helena Bonham Carter en Vivienne Westwood -simulen sorpresa- y 3. Melissa McCarthy en David Meister con un peinado de horror. Sabemos que Helena disfruta con el sufrimiento ajeno que produce cada uno de sus estilismos, pero ya está bueno del look Miss Lovett, no?


¿Y qué decir de Melissa? Creo que sobran las palabras... Vean ustedes la imagen (el resto del look es irrelevante) y calculen la cantidad de laca que se gastaron en este atropello contra toda estética. Por un momento pensé que iba a ser parte del homenaje a los musicales con "Hairspray" o algo así pero nooo!!! Espero de todo corazón que haya demandado a su peluquero por daños a la propiedad capilar.


Aunque no fueron las únicas que me disgustaron anoche, superan con creces cualquier otro error  cometido en la alfombra roja. De todas formas les cuento quiénes fueron mis otras reprobadas: Kelly Rowland en Donna Karan Atelier y Jennifer Hudson en Roberto Cavalli, quien literalmente perdió tres días en fitting para llegar a esto y perderá tres más quitándose esas extensiones espantosas. Esperaba tanto de Kelly, era una de mis grandes apuestas de la noche, pero absolutamente todo está mal en ella; peinado, vestido, fatal. Y entiendo que Jennifer quiera lucir su nuevo cuerpazo a toda costa, pero hay muchas mejores formas de hacerlo.


Qué opinan ustedes? Falta alguien aquí?  

Mis mejor vestidas en los Premios Óscar.

Ahora sí, con la información decantada y asimilada, les comparto mis apreciaciones sobre lo que vimos anoche en la alfombra roja de la octogésimo quinta edición de los Premios Óscar. Hubo varios de tipos de mejor vestidas, así que en esta ocasión segmentaré por categorías... A ver si funciona... Las tendencias destacadas: blanco, rojo, metalizados y brillos, azul y lucir curvas (excluyendo a Giuliana Rancic, claro). Sin más preámbulos les dejo mis 13 mejor vestidas.

Mejor vestidas absolutas.
El gran ganador de la noche, que no recibe estatuilla pero debe estar henchido de orgullo con toda la razón, fue Raf Simmons, encargado de vestir de Dior Couture a la ganadora al Óscar como mejor actriz, Jennifer Lawrence, quien recibió la estatuilla no sin antes protagonizar la caída de la noche, de la que terminó sacando provecho en su discurso, con gracia y elocuencia.


Y ese no fue el único Dior Couture de la noche. Una segunda mujer Dior, tal vez la más despampanante de todas, fue la encargada de lucir otra de las creaciones de Raf. Charlize Theron siempre luce preciosa, y cómo no con esa cara y cuerpo, pero en esta ocasión fue una perfecta oda a la belleza y el glamour.  Si bien el vestido de Charlize recuerda mucho al Chanel Couture que lució Anne Hathaway en los recientes Golden Globes (y el nuevo corte de pelo también suma similitud), tienen sus diferencias y resulta mucho más impactante la imagen de Charlize, sin demeritar a Anne ni a su Chanel.


Aplaudo las elecciones de Alta Costura porque cuándo si no esa noche es más apropiado lucir el trabajo de un Grand Couturier? Ahora, continuemos con los looks no Couture que también estuvieron a la altura de la invitación.

Mejor vestidas junior. 
Amanda Seyfried en Alexander McQueen Crucero 2013, con el escote un poco grande para su talla pero bellísima. Sí, es cierto que la versión original del vestido habría resultado más interesante en Amanda por su color de piel, pero es posible que hayan querido evitar cualquier parecido con Jessica Chastain en los Óscar del 2012.


Olivia Munn en Marchesa otoño invierno 2013/2014. Olivia entendió el glam-code que implica una gala de Óscares. Aunque difícilmente algo se le vería mal a este gancho, este es uno de mis looks favoritos en ella. Olivia no es tan junior, lo sé, pero entenderán más adelante por qué quedó en esta categoría.


Amy Adams en Óscar de la Renta también supo lucir como toda una nominada a un Óscar y se vistió como si esperara realmente llevárselo (no fue así pero la intención es lo que cuenta). Si el vestido hubiese sido de otro color estaría encabezando hoy todas las listas de mejor vestidas, pero eligió un tono que en ella resulta un tanto fantasmagórico. Aún así, es un perfecto traje para la ocasión. Si Olivia ya no es tan junior pues Amy mucho menos, de nuevo, lean todo el post y entenderán.


Mejor regreso al ruedo:
Nicole Kidman en L'Wren Scott otoño invierno 2013/2014 volvió a gustarme después de incontables alfombras rojas viéndola obsoleta y aburrida. Espero que este look marque el regreso de una estrella fashionista. 


Mejores looks metalizados:
Hally Berry en Versace y Naomi Watts en Armani Privé. Dos vestidos difíciles y extremadamente exigentes en dos mujeres con cuerpazos y actitud para lucirlos como era menester.



Mejor espalda:
Stacy Keibler ya no puede relajarse confiando en que lleva el mejor accesorio del brazo porque el hombre ya está mostrado señales de vejez... Y anoche se lució por su propia cuenta en Naeem Khan, con la mejor espalda en esta y muchas otras alfombras rojas. El resto del vestido y el styling se mantuvieron impecables. Un 10 para esta mujer y su stylist.


Mejor vestidas senior.
Ahora pasemos a estas señoras actrices que dieron clases de estilo a su paso:  Emanuelle Riva perfecta en Lanvin, demostrando a sus ochenta y tantos que el glamour no tiene edad. Jane Fonda espectacular en Atelier Versace, ateniéndose a su belleza como reza el dicho. Y Sally Field en Valentino otoño invierno 2012/2013; desde que recuerdo, no había visto a Sally Field tan bien vestida... Creo que esta fue su reconciliación con la moda y su reivindicación con el público (porque seamos honestos, la mujer venía de desastre en desastre).



Mejor vestida plus size: 
Adele en Jenny Packham negro y si les molesta que haya regresado al negro, les recuerdo todo lo que dijeron de ella cuando se arriesgó a usar estampado. Para cantar se cambió a un Burberry más corto y con mucho más brillo. Aceptémoslo, la mujer puede vestirse de negro las veces que quiera y se ve perfecta. Es mas, si yo llego a encontrar la fórmula para verme así de bella, les juro que no la suelto! Para qué variar cuando te ves mejor que el resto de la humanidad? 


Espero les haya gustado esta primera selección porque falta lo peor y más.... Coincidimos en algunas? Quiénes me faltaron?

domingo, 24 de febrero de 2013

Quién uso qué en los Óscar 2013.

Terminó la alfombra roja de los Premios Óscar 2013 -que este año, dejan de llamarse Premios de la Academia- y antes de darles mi veredicto, les dejo la lista de las asistentes que nos tuvieron pegadas a la pantalla y los diseñadores elegidos por ellas en la noche más importante del año para la industria cinematográfica.


Adele en Jenny Packham y Burberry.
Alicia Vikander en Elie Saab.
Amanda Seyfried en Alexander McQueen Crucero 2013.
Amy Adams en Óscar de la Renta.
Anne Hathaway en Prada y Valentino.
Catherine Zeta-Jones en Zuhair Murad Couture. 
Charlize Theron en Dior Couture.
Emanuelle Riva en Lanvin.
Fan Bing Bing en Marchesa otoño invierno 2013/2014.
Giuliana Rancic en Rafael Cennamo Couture primavera verano 2013.
Hally Berry en Versace.
Heidi Klum en Julien MacDonald.
Helen Hunt en H&M.
Jane Fonda en Atelier Versace.
Jennifer Aniston en Valentino Couture primavera verano 2013.
Jennifer Garner en Gucci.
Jennifer Hudson en Roberto Cavalli.
Jennifer Lawrence en Dior Couture primavera verano 2013.
Jessica Chastain en Armani Privé.
Helena Bonham Carter en Vivienne Westwood.
Kelly Osbourne en Tony Ward Couture primavera verano 2013.
Kelly Rowland en Donna Karan Atelier.
Kerry Washington en Miu Miu.
Kristen Stewart en Reem Acra Couture.
Louise Roe en Monique Lhullier.
Maria Menounos en Romona Keveza.
Melissa McCarthy en David Meister.
Meryl Streep en Lanvin.
Michelle Obama en Naeem Khan.
Naomie Harris en Vivienne Westwood.
Naomi Watts en Armani Privé.
Nicole Kidman en L'Wren Scott otoño invierno 2013/2014.
Norah Jones en Tadashi Shoji.
Octavia Spencer en Tadashi Shoji.
Olivia Munn en Marchesa otoño invierno 2013/2014.
Queen Latifah en Badgley Mishka.
Quvenzhané Wallis en Armani Junior.
Reese Witherspoon en Louis Vuitton.
Renee Zellweger en Carolina Herrera.
Sally Field en Valentino otoño invierno 2012/2013.
Salma Hayek en Alexander McQueen.
Samantha Barks en Valentino primavera verano 2013.
Sandra Bullock en Elie Saab primavera verano2013.
Stacy Keibler en Naeem Khan.
Zoe Saldana en Alexis Mabille Couture primavera verano 2013.

viernes, 22 de febrero de 2013

Declaración de glamour MAXFACTOR.

"Glamour is what I sell, it´s my stock in trade" decía Marlene Dietrich y efectivamente ella, así como otros íconos del Viejo Hollywood, dejó una declaración de glamour tan asertiva que aún hoy sigue siendo referente de belleza, y su look es ya un patrón de maquillaje universal. Precisamente ayer estuve en una tarde de té con Jorge Lentino, maquillador de MAXFACTOR, viendo cómo lograr uno de esos looks. Tras ver imágenes de Ava Gardner, Jean Harlow y Marlene Dietrich, el maquillador recreó un look glam en Ana Buendía, que le sirvió de modelo.

Tomé nota de estos tips, del todo nuevos para mí, que quizás le puedan servir a ustedes: 1. Las bases y delineadores de larga duración se secan muy rápido sobre la piel, así que se deben trabajar con mucha velocidad para un resultado homogéneo. 2. Las bases por lo general se aplican con los dedos, esponja o brocha, pero la esponja al parecer es con la que se consiguen mejores resultados.

El dato de las bases de larga duración vino a colación porque durante el evento se usó (como parte de su presentación a medios) la base FACEFINITY ALL DAY FLAWLESS, tres en uno, que prepara, corrige, matifica y, además, tiene FPS20. Debo confesarles que nunca uso base, algunas veces uso polvos, pero hoy me aventuré con ella (probé el tono 60 sand) y me fue bien aunque aún no estoy del todo segura que sea mi tono; la apliqué con los dedos, llevo aproximadamente 8 horas con la base puesta y sin retocar, sigue perfecta y no se siente ni se ve pesada (obvio, bajo circunstancias cero extremas), así que la seguiré usando ocasionalmente. Que tenga protector solar me resulta fantástico porque odio embadurnarme capas de cosas. Mi recomendación para todas antes de comprar base: prueben el color directamente sobre su piel, nada de guiarse por catálogos, todas las pieles reaccionan diferente a los pigmentos.





Un segundo look, también inspirado en la declaración de glamour de las divas del cine. Noten que no hay ojo ahumado, apenas si se notan las sombras, el protagonismo en el ojo lo lleva el delineador y solo se usa arriba. Labios también recargados. Como ya me di por vencida con el smokey eye porque termino pareciendo como salida de un ring de boxeo (perdiendo, claro), este look va más conmigo; aunque el delineado en la parte inferior no puede faltar en mi maquillaje, lo intentaré.


Por último, y dejando de lado el tema del maquillaje, amé este statement necklace en una de las asistentes. Les dejo la imagen a modo de street style porque no tomé más ;p


Fotos by Ita.

jueves, 21 de febrero de 2013

Alta Costura para los Premios Óscar por favor!

No había tenido tiempo de compartirles mis highlights de las colecciones primavera verano 2013 Alta Costura, el porno de la industria de la moda. Del 21 al 24 de enero, fashionistas de todo el mundo estuvimos pendientes de los diseñadores que ostentan la codiciada etiqueta. Nombres como Christian Dior, Giambattista Valli, Giorgio Armani Privé, Jean Paul Gaultier, Versace y Valentino fueron el plato fuerte de lo que ya de por sí es el plato fuerte del calendario de la moda. Brilló por su ausencia Givenchy. Lo cierto es que, por la cercanía de la presentación de estas colecciones con la alfombra roja más importante del año, me hacen que mi apreciación se enfoque en los looks que me encantaría ver pasar por esa alfombra roja. De hecho ya varios han pasado por otros de los premios que preceden los Óscares, caso Adele en Valentino (sí, el de estampado polémico), Marion Cotillard en Dior (BAFTA Awards), Anne Hattaway en Giambattista Valli (SAG Awards) y también en Chanel Couture, y Sarah Jessica Parker en Maison Martin Margiela (gala amfAR). Y seguramente otras que se me escapan. El año pasado hice este mismo ejercicio menos concienzudo, así que lo repito, esta vez completo, recorriendo la mayoría de las colecciones.

Comienzo con Atelier Versace. Una pasarela con mejor casting que concepto para mi gusto. Cuota de súper-modelos sobresaliente, acentos fluorescentes y pocos looks de alfombra roja. Me quedo con este.



Encontré muchas más opciones en Christophe Josse, "grand couturier" desde 2011. Elegancia lady-like, encajes, brillos y drapeados griegos en siluetas clásicas y románticas. Sé que los tres primeros looks pueden resultar poco apropiados para los Óscares por su largo pero no puedo editarlos, me enamoré de ellos...  



La colección de Raf Simons para Christian Dior retomó elementos campestres como el jardín, la naturaleza, las flores y la pureza en su aspecto más primaveral. El trabajo a mano salta a la vista. Una colección couture real. Imposible no pensar en Anne Hattaway con el estilo pixie de esta pasarela, aunque las musas reales para el styling fueron Audrey Hepburn y Janet Leigh en Psycho (ganadora y nominada, respecticavemente, al Óscar). Estos son los looks que quisiera ver el próximo domingo:


De Giambattista Valli, códigos antiguos presentados frescos y  novedosos, juegos de volúmenes, texturas y hasta cabida para un pantalón.... camuflado bajo la falda.


Karl Lagerfeld presentó una de las mejores colecciones de Chanel en los últimos tiempos, ambientada en un bosque dentro del Grand Palais, cargada de melancolía y del romanticismo alemán de finales del siglo XVIII, con plumas y bordados que consiguen engañar al ojo inexperto. Looks atípicos que adoraría ver caminar por la alfombra roja de los Óscares.


Y por qué no llevar los pantalones bien puestos al evento más importante de la temporada de premios? Eso sí, que sean de esta colección de Stéphane Rolland, no como los de Beyoncé en los Grammy.... Será que Paz Vega repite fórmula ganadora?


El color llega de la mano de Giorgio Armani Privé y, aunque la mayoría de las nominadas suele optar por looks monocromáticos, creo que es válido un buen estampado en el vestido adecuado. Aquí hay buenas opciones para ambas, en perfecta clave Armani. El rojo no puede faltar, es el color que augura éxito por excelencia y, aunque no garantice llevarse la estatuilla, sí garantiza un lugar en el lente de todas las cámaras.


Elie Saab ya es un infaltable en cualquier alfombra roja, así que pronostico que veremos varios de esta colección el próximo domingo. Y es que, podríamos decir que se ha ganado el título del rey de la alfombra roja con su estética de ensueño que bien puede tomar el lugar de los cuentos de hadas en el imaginario fashionista. Los bordados, el encaje, el tul, la transparencia, la delicadeza, EL ILUSIONISMO! Cómo no incluir casi media colección en esta lista??? Este señor es ineditable!!!!


Sé que Jean Paul Gaultier es una opción bastante inusual para la ocasión pero yo diría que opciones hay y sería bastante interesante verlas en escena. Usar un Gaultier requiere de una dosis de actitud que no cualquiera puede mantener, así que se atreva asume una responsabilidad inconmensurable.


Valentino, otro de los grandes jugadores en esta cancha, me hizo recordar una entrevista que dí hace poco para un programa de TV que hablaba sobre el lujo. En algún punto me preguntaban si eran exagerados los precios de las marcas de lujo. Primero, es difícil responder eso en un país con los salarios promedios que tiene Colombia sin que recibas cátedra moral y segundo, es más difícil aún que se entienda realmente el concepto del lujo. Lujo es un vestido Valentino que requiere 500 horas de mano de obra en confección. Lujo son 850 horas para bordar una chaqueta y una falda en organza. Calculen el costo de eso y luego díganme si los precios son realmente exagerados o sí, por el contrario, valen lo que cuestan. Nos cuesta entender eso, nos cuesta entender el verdadero lujo, pero eso es harina de otro costal. Para mí, esto es perfección.


Y por último -en esta entrega porque viene una segunda-, un único look de Maison Martin Margiela que quisiera ver pero sé que las posibilidades juegan en mi contra. Aún así, se los dejo. Mi segundo favorito de esta colección, como dije al comienzo de este post, ya lo usó Sarah Jessica Parker en la gala amfAR hace algunos días. Y no la culpo, era irresistible...