Ir al contenido principal

¡Soft power! Ashes, Natalia Londoño, Andrea Landa y Carolina Sepúlveda.

Las pasarelas que siguieron al NonStop del primer día de Colombiamoda, comenzaron con la androginia romántica, fluida y recatada de Vanessa Gómez, con detalles artesanales, sombreros de fieltro y una carta de color neutra, repartida entre la dualidad blanco y negro, grises vacíos y bellos, y algunos tonos tierra oxidados que se asomaban por el revés (interior) de las telas. La diseñadora de A New Cross presentó la marca Ashes, que guarda algo del ADN de su marca original, pero encanta muchísimo más. Vanessa eligió algodones, lanas, sedas, linos y viscosas para envolver siluetas lánguidas, misteriosas y desestructuradas, y dejar excesos de tela para permitir amarres, juego y customización por parte de la usuaria. En la pasarela de Ashes desfilaron también teñidos a manos, calados de Cartago, tejidos de Cucunubá, zapatos y sombreros hechos a mano. Una de mis pasarelas favoritas, aunque no la presentaría como de nuevo diseñador -recuerden que este es el diseñador que se elige del concurso Fucsia para nuevos talentos-, más bien la línea femenina de A New Cross.



Seguir la feria año tras año hace más grato ver la evolución de diseñadoras como Natalia Londoño, y Andrea Landa, que se atrevieron esta vez a explorar nuevos materiales y formas, tomando caminos nuevos, en el caso de Natalia, o ratificando un estilo que ya se asocia con su nombre, en el de Andrea. Pureza y romanticismo sartorial muy europeizado en Natalia, versus folclor transglobal, riqueza étnica, oscura y ceremonial en Andrea. Dos nombres para tener en cuenta y seguirles la pista.




Y la tarde cayó con aroma a rosas Don Eloy (intoxicante para algunos asistentes) y el suave sonido de las máquinas de coser que ambientaron los trazos de Carolina Sepúlveda, una diseñadora que reivindicó el encanto de la simplicidad y el lujo del oficio. Fue un proceso creativo a la inversa, que puso el punto de partida de una colección en el foco de los reflectores. Geometría y sensaciones, moldería y patronaje, blanco y primarios, algodón, tiza, línea de corte y trazos, resaltando el noble trabajo de las costureras. Carolina sigue volviendo al origen en busca de inspiración, sigue experimentando sin miedo y con éxito, sigue creciendo en cada colección y afinándonos el sentido de apreciación, con una humildad envidiable, con la contundencia silenciosa de los mejores. Mi favorita de la jornada.




¡Sigan conectados para más reportes de la feria!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D