Ir al contenido principal

Pasarela NonStop: Andrés Pajón, Bastardo y Mariangélica Guerra.

El primer día de feria abrió con la primera pasarela NonStop y las colecciones de Andrés Pajón, Bastardo, Maríangélica Guerra y Purpuratta, sobre un mismo escenario, una tras otra. Este nuevo formato es un punto más que se suma Inexmoda en la reinvención y constante expansión de la feria, sin embargo,  faltó curaduría en algunas colecciones, todavía muy crudas para entrar a los salones de pasarelas y sobró Maluma; hablaré de lo que me gustó y sumó a la feria y a la cultura de moda en Colombia.

El debut de Andrés Pajón en Colombiamoda fue con una colección fiel a su estilo, con trajes de coctel (para día y noche) y de gala, pero explorativa en siluetas inspirados en la naturaleza, con la figura del colibrí como presencia constante -hasta en la música del desfile-, cortes y volúmenes que emularon pétalos de flores y tonalidades primaverales que se engalaron con el brillo de las lentejuelas y los efectos tornasolados de los tejidos que, cuidadosamente, los diseñadores de la marca (Andrés Pajón y Felipe Cartagena), buscan juiciosos en sus viajes de investigación antes de comenzar a preparar cada temporada. Sin duda, esta colección se venderá en cuestión de días en la nueva tienda de la marca -la más bella tienda de diseñador en Colombia-, inaugurada un día después de esta pasarela, y también fiel reflejo del ADN Pajón y Cartagena. Estos fueron mis looks favoritos de la colección:



Aunque la estética de Bastardo dista bastante de mis preferencias y gustos, hay que reconocer que el trabajo de Ruvén Antorveza siempre me resulta interesante y rico para una escena de moda de herencia goda. "No necesito: una ofrenda sin un adiós", exploró las implicaciones de una enfermedad mental (BIIP o Desorden de Identidad Corporal) que hace que quien la padezca sienta que le sobran partes de su cuerpo. Las adiciones indumentarias ubicadas en diferentes lugares, respondían a dicha inspiración pero lo más inquietante -lo que me hace querer seguirle el paso a Bastardo- fue llegar a pensar en la moda como la enfermedad inversa al punto de partida de esta colección, otra enfermedad que te obliga a añadir partes al cuerpo... ¿Me pasó solo a mí? Más allá de eso, una paleta de color predominantemente negra, cortes láser y tejidos artesanales, estampados digitales, cuero y grabados, completaron la propuesta de Bastardo este año.



En la pasarela de Mariangélica Guerra anoté el primer nombre en mi libreta de descubrimientos en la feria. Una colección orgánica y artesanal en tonos crudos, rica en texturas, femenina, delicada y llena de códigos étnicos que ubica a la valduparense en el radar nacional. Faltó un poquito de edición pero las piezas fueron bellas y el styling apropiado y contundente.




Fotos por Zico Rodríguez.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D