sábado, 9 de agosto de 2014

Cierre de Colombiamoda: Jorge Duque Vélez y Johanna Ortiz.

Y Colombiamoda 2014 llegó a su fin con una señora colección, firmada por un señor diseñador y el mejor cierre posible, por cuenta de una muy una grata sorpresa caleña. Jorge Duque, partiendo de la figura de Maria Eugenia de Montijo (última emperatriz de Francia e ícono de la moda neoclásica del siglo XIX), desarrolló una historia imperial-contemporánea, entre rojos, naranjas, azules, dorados y mostaza, estampados florales y materiales rígidos como corcho, cuero y metal, domesticados y alivianados por el trabajo impecable del diseñador. Los arneses evolucionaron a formas más suaves, y veraniegas; las espaldas y asomos de piel inesperados fueron el punto seductor de una colección absolutamente deliciosa y rica en matices, poderosa y categórica, de mis favoritas en esta edición de Colombiamoda. Esta pasarela cerró con la única ovación de pie que presencié en los tres días de desfiles, y es que cada salida emocionaba y arrancaba suspiros de antojo al unísono. Sin duda alguna, el nombre Jorge Duque Vélez pesa con contundencia en la parrilla de una semana de moda y le sube el nivel a la misma.


Fotos pasarela Jorge Duque por Zico Rodríguez.






Fue entonces el turno de Johanna Ortiz, que con “Nativa” supo acallar dudas sobre su elección como diseñadora de cierre. Si bien la trayectoria y carrera de Johanna son suficientes para darle un lugar destacado en la moda colombiana, esta colección fue su punto más alto, su reinvención, un despertar a una musa más internacional, que seguramente le abrirá muchas más puertas a la diseñadora caleña y, ¿por qué no?, a la salida de su marca a otros mercados. La colección fue pura alegría, deseo y experiencia, una aldea global llevada al punto más sofisticado posible. Esta pasarela fue la única que hizo que valiera la pena la nueva disposición de una de las pasarelas, Johanna aprovechó ese backing como ninguna, supo transmitir esa sensación de viaje desde el espacio y lo visual y hacerlo vívido y llevarlo al plano experiencial con la música elegida. Volúmenes tropicales, paleta marinera (la más bella en mucho tiempo), hombros al aire (veo esto pegando fuerte) y siluetas refrescantes, ingredientes del coctel perfecto para una nativa del mundo. ¡Gran cierre Johanna!






Fotos pasarela Johanna Ortiz, cortesía de Inexmoda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!