martes, 12 de agosto de 2014

Vientos de agosto, aires de cambio...

Varias novedades en este post para para variar el panorama, renovar, cambiar y experimentar un poco: nuevo corte de pelo, nuevo abrigo y clutch durante el día. Comienzo por lo primero, he notado que mis cortes de pelo son cíclicos... Hace un año aproximadamente, también lo corté porque estaba cansada de las puntas californianas -aburrida de que se vieran dañadas, porque el look lo sigo amando; pues bien, repetí la historia y por la misma causa, y así estaré un rato hasta que me crezca un poco más y pueda hacerme algo más interesante.

Sobre el abrigo, les cuento que fue un regalo precioso y oportuno que recibí de la marca 3 mil trenzas durante mi más reciente viaje a Lima, y me tiene encantada. Está hecho de baby alpaca, material insignia de la zona alto-andina de Perú (sur) y una de las lanas más preciadas en el mundo; me explicaron que la baby alpaca se consigue con el primer esquilado de la alpaca (aproximadamente a sus 3 años) y es la más suave y de mayor calidad. ¡Lucky me!

Por último, un cambio ligero en materia de estilismo que refresca cualquier outfit: un clutch -usualmente relegado para la noche- a modo de cartera durante el día. Un update que funciona perfectamente en la medida en que puedan negociar con el tamaño del clutch, en mi caso, solo clutches generosos aplican para el día (medida mínima: que quepa el iPad mini). ¿Qué dicen ustedes? Clutch para el día, ¿sí o no?


Abrigo: 3 mil trenzas Blusa: Laetitia by Tatiana Robles // Cartera: Gitta // Gafas: Azulu // Pantalón: Mango // Reloj: GUESS // Zapatos: Stradivarius





2 comentarios:

Gracias por tu comentario!