Ir al contenido principal

¡Maria Elena salvó la feria!

Para dicha de todos, Maria Elena Villamil hizo con su desfile en el marco del Cali Expsohow, lo que se espera de una pasarela inaugural. Emocionó hasta los huesos a prensa e invitados y aportó una propuesta que enriquece a la moda colombiana, en muchos aspectos. Así como el descontento fue colectivo el martes en la noche con la pasarela internacional, el éxtasis fue unánime anoche, en las antiguas bodegas de Bavaria, con cada uno de los outfits diseñados por una caleña juiciosa, talentosa y consistente.

Una colección y producción sin un solo detalle para criticar. Modelos con paso firme y seguro, un espacio majestuoso y una curaduría perfecta, acompañados de música en vivo y un público ansioso y expectante por una reivindicación de la feria -esta vez sí con una esperanza fundamentada en un histórico de buenas colecciones de la diseñadora, y con la garantía de una buena curadora involucrada (Caty Villota)-. 

La transición en bloque de blancos a estampados y color, cerrando con un bloque de panteras negras fue absolutamente sublime. Creo que no aplaudimos de pie porque quedamos todos abrumados por la emoción, pero definitivamente la merecida ovación vendrá en palabras y notas de prensa. La caleña propone una primavera verano 2015 con siluetas simétricas y sentido arquitectónico, algo de deconstructivismo, faldas rotondas monumentales, piezas estructura arriba y abajo, capas de tela sobre tela, cinturas muy definidas, mujeres actuales y globales, fluidez y sutileza con contundencia, acompañadas de complementos sutilmente punk para un resultado de balance ecléctico. La paleta fue el mayor acierto (neutros, blancos, marfiles, grises y negros) con grafías desarrolladas por la misma Maria Elena. Belleza pura. Evolución.

Para mí -y para muchos- el Cali Exposhow de este año comenzó ayer, no el lunes. Maria Elena salvó esta edición de la feria, hizo que valiera la pena estar acá para ver una pasarela épica en la historia de la moda colombiana (no exagero, y en el post pasado tampoco exageré).






Fotos por Cámara Lúcida.

Comentarios

  1. WOW, esto es otra cosa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! BELLO TODO Y SI, MAS ATENCION A LO LOCAL Y MENOS DESLUMBRARSE CON CUALQUIER TRAPO VIEJO QUE NOS TRAIGAN DE EUROPA...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, los de este año venían de USA pero te entiendo. La ropa de Badgley Mischka era bella, pero ya vista en pasarela y trajinada, aunque lo realmente maluco fue la presentación. Por fortuna tenemos talento local de sobra para subsanar eso... Maria Elena fue prueba contundente de ello.

      Eliminar
  2. Es importante ser un poco más profesional en cuanto al trabajo de "periodismo" que ejerces, se debe explicar con más experticia porque una colección funciona más que otra teniendo en cuenta el trabajo que hay detrás de cada una y más cuando un diseñador vende más internacionalmente que el otro. Para explicar la moda de este país hay que ser menos regionales y saber dar una información de calidad, concreta y más visionaria. Es importantísimo que los bloggeros de este país entiendan que la moda va más allá de un ser "fashionistas" inventando estilos a punta de selfies, que va más allá de estar en todos los eventos y tomarse con más seriedad y respeto a sus lectores

    ResponderEliminar
  3. Hola! No ejerzo ningún trabajo de periodista, este es un blog personal no un portal de noticias, de ahí que todas mis opiniones sean precisamente eso, opiniones que parten de mi subjetividad y por supuesto de mi formación y experiencia en la industria. La explicación de porqué la pasarela internacional no funcionó está en el post anterior y en otros medios que sí son periodísticos. No es cuestión de regionalismos, es que una pasarela de refritos mal presentada es un despropósito aquí y en cualquier lugar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera