miércoles, 12 de noviembre de 2014

Layering à la parisienne...

Hoy les comparto un outfit post desde La Ville-Lumière, siguiendo cautelosamente el dress code del otoño parisino y apelando al grado de confort preciso para poder recorrer la ciudad en modo turista sin perder el estilo en el camino; la clave para conseguirlo sin desesperar en el intento es vestirse en capas (el famoso efecto cebolla) y de esta manera hacer frente al frío, la lluvia, el calor del metro, etc. Pero cuando hablo de capas no me refiero solo a lo obvio (blusa, saco, abrigo), los complementos también suman a la labor de cubrir/descubrir a conveniencia; el clima de noviembre invita a hacer uso de guantes, sombreros (querrán cubrirse el pelo si llueve), bufandas, gafas de sol y una cartera con espacio para algunas de esas capas, liviana y fácil de llevar. Por último, y quizás lo más importante en mi maleta de vacaciones -y la cereza en el pastel de la inteligencia indumentaria-, zapatos deportivos cómodos y versátiles. Et voilà, lista para dejarme enamorar por una de las ciudades más encantadoras que he tenido la dicha de visitar, porque sin duda Paris lo tiene todo: el garbo, la historia, la belleza, el charm, cultura, arte, moda, comida, you name it! Les dejo entonces imágenes del outfit y de un paseo por el Sena hasta la torre Eiffel en paleta otoñal.


Abrigo: 3 mil trenzas (Perú) // Blusa: Zara // Bufanda: Papel de Punto // Cartera: Bimba & Lola // Gafas: Breathe // Guantes: H&M // Saco: H&M / Sombrero: Salvador Bachiller (España) // Zapatos: Syou.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!