Ir al contenido principal

Shopping spots en Paris: Colette.

Paris es el destino de compras por excelencia, y no es para menos, hablamos de la Meca de la moda, famosa por sus Campos Elíseos (la avenida comercial más famosa de Francia y Europa), Boulevard Haussmann con sus Galerías Lafayette (hay post en el horno) y Au Printemps (con una panorámica imperdible de la ciudad desde su terraza), las boutiques de las marcas de lujo y hasta mercaditos que logran capturar el glamuroso encanto de la ciudad de la luz y la Alta Costura. Aún sin planes de compra, es toda una clase de visual y mercadeo de lujo hacer el recorrido por las vitrinas y vivir la experiencia y la atención de cada lugar. Están también el Bazar del Hotel de Ville, la Rue de Rivoli, Boulevard Montmartre (que es la extensión este del Haussmann), Le Bon Marché, Les 4 Temps, Forum des Halles, Bercy Village, Carrousel du Louvre, La Galerie Vivienne, el Passage du Grand Cerflos, outlets La Vallée Village y el Quai des Marques y los mercadillos de St-Ouen y Montreuil (antigüedades).

En fin, el espectro es amplio y difícilmente se consigue abarcar toda la oferta de moda en un solo viaje, pero hay un lugar que no está en todas las rutas y difícilmente aparece en los mapas, pero que recomiendo incluir en sus agendas parisinas, si buscan algo de diseño fresco; se trata de Colette -la boutique que Hedi Slimane "excomulgó" por distribuir las camisetas "Ain't Laurent Without Yves"-, un local nada pretencioso en la rue Saint-Honoré 213 (cerca a Jardin des Tuileries), una tienda concepto de moda y estilo de vida con más de 10 años funcionando. Es casi como una galería itinerante, un museo de moda contemporánea, un vórtice de cultura urbana condensada en prendas de diseñador (con una buena curaduría bajo la dirección de Sarah Andelman) y artículos, libros y revistas de moda y diseño. El lugar para comprar souvenirs realmente interesantes.





Durante mi visita a la tienda, por ejemplo, las paredes exhibían cuadros de "Hommes du XXIe siècle" (Hombres del siglo XX1) del fotógrafo y artista holandés Hans Eijkelboom, un recuento de fotografías tipo street style (pero del real, no planeado, casi anónimo) de Amsterdam, New York, Paris, Shanghai, Nairobi y México, tomadas a lo largo de 20 años, compiladas en un photobook y agrupadas bajo códigos de tendencias. Una mezcla de estudio antropológico y trabajo de coolhunter que pone en evidencia la particularidad dentro de la homogeneidad (lo que llamaríamos estilo dentro de la moda). Un trabajo impresionante.



También alcancé a ver exhibidas algunas fotografías de "Kurt Cobain The Last Session" por Jesse Frohman; ambos artistas (Eijkelboom y Frohman) estarán este mes en eventos puntuales de la tienda. Les comparto estas imágenes para que se antojen de visitar Colette cuando estén en Paris. Créanme cuando les digo que es ¡IMPERDIBLE!

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera