domingo, 15 de febrero de 2015

¡Grey hair don´t care!

Una extensa paleta, entre canosos naturales y tintes grisáceos, con acentos violetas y azules, está cobrando popularidad en el mundo entero, justo en uno de los momentos más importantes para la revolución del estilo en la tercera edad; el paradigma de la eterna niña ya no es tan atractivo como antes, o ha pasado a un segundo plano, y en su lugar, se levanta con fuerza el de la mujer madura, real, con arrugas y canas, así que no es de sorprendernos que las cabelleras cenizas sean ahora deseables entre adolescentes y mujeres adultas. Como ya lo dijo Adolfo Domíguez, "la arruga es bella".


Por supuesto, las diosas veteranas del timeless cool o starlets geriátricas, como una de ellas se autodenomina, son, sin proponérselo, las mejores embajadoras y musas de la tendencia. Pero Joan Didion (no voy a repetir la foto pero la pueden ver acá), Iris Apfel y Linda Rodin, son solo la punta del Iceberg; Kylie Jenner se ha encargado de "bajar la tendencia" a un nivel masivo, y me atrevo a pensar que el gris será un nuevo "neutro capilar", como el rubio, el castaño, el negro y el rojo. ¿Qué opinan de la tendencia? ¿Se animarían?



2 comentarios:

  1. Mi hermana ha llevado grises y pasteles con tanta naturalidad, personalidad y feminidad que ya considero ha sido la mejor tendencia en color desde los cobrizos en cabellos largos y lacios para esta misma tonalidad de piel, sobre todo porque puedes ver que cada mujer que lo porta camina con tanta seguridad y delicadeza al mismo tiempo, sensaciones que no se consiguen proyectar fácilmente con los rubios, por ejemplo. ¡Bellas!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!