miércoles, 11 de marzo de 2015

Lección magistral de marketing por Valentino y Zoolander.

Ayer, cuando nadie lo esperaba, la semana de la moda de Paris se sacudió del letargo en el que se encuentran las principales semanas de la moda del mundo -ni hablar de las otras-, con un Valentino que rompió con el protocolo serio de la pasarela y cerró su colección con Ben Stiller y Owen Wilson, caracterizados como Zoolander y Hansel, para anunciar la secuela de su película, que se está filmando en la casa de Roma de Valentino. Eso ya todos lo sabemos porque rompieron la internet, y si no lo vieron, aquí está el link, pero vamos más allá. Qué hizo que algo así nos emocionara tanto?


La verdad es que todos estábamos pendientes de la movida de Lagerfeld, esperábamos el set, las modelos y, en una segunda instancia, a Valentino, sin mayor expectativa a nivel show. Y entonces, Chanel pasó sin pena ni gloria -para lo que nos tiene acostumbrados-, y en cambio, Valentino fue sanguíneo en su elemento sorpresa, pero detrás de Ben y Owen, había una colección otoño invierno 15/16 fuerte y sólida que soportaba el peso de la atención; eso, quizás no llegó a redes, pero que el fondo sustente la forma es clave! Si bien, Valentino es un personaje bastante hollywoodense, la nota desparpajada y cómica no la habríamos podido predecir jamás! La marca apeló a un hito de la cultura neo-pop de inicios de la década pasada, que se burla de la industria de la moda; Valentino fue capaz de tomar esa burla y esos referentes nostálgicos y divertidos, para conectarse con asistentes físicos y virtuales de todo el mundo! Valentino dijo: estamos hechos de lo mismo, nos emocionan las mismas cosas, y eso nos acercó como nunca antes a la marca. Lección de marketing M A G I S T R A L! Gracias por hacer un alto en medio de esta saturación de información casi imposible de seguir, que vivimos en cada semana de la moda, porque para reír un poco, todos somos capaces de abrir un espacio en la agenda, es más, todos lo necesitamos. Ya está más que claro que la moda es un asunto más serio de lo que cualquiera pueda imaginar, podemos relajarnos un momento y darnos permiso de no tomarla tan en serio, por un minuto, para oxigenarla un poco, en palabras del propio Pier Paolo en un inglés con acento italiano: "you can have fun with the fashion". Eso fue lo que pasó ayer y fue ÉPICO.

Sobre la colección.
Mayoritariamente monocromática, dominada por blanco y negro y negro sobre negro, modernista, artística, retro, perfectamente balanceada entre romántica y sensual y muy, muy usable e indiscutiblemente deseable! Los vestidos de rayas B&W, los paneles con transparencias, los pantalones setenteros de bota ancha, los vestidos coloridos de encaje, el patchwork, los flecos y los cuellos, marcaron la diferencia en esta colección de Maria Grazia y Pierpaolo, con siluetas insignia de la marca y una fuerte carga de orígenes italianos; Emilie Flöge y Celia Birtwell, artistas y musas de Klimt, Ossie Clark y David Hockney estuvieron presentes en la inspiración de las siluetas en A, los efectos dorados en los abrigos, y los dragones que decoraron algunos vestidos. Fue un Valentino más casual, más cercano, pero con la maestría de siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!