Ir al contenido principal

Air Max Week by Ita, edición 2015.

Solo las tendencias inteligentes, útiles y sensatas logran hacerse un lugar en nuestros ajetreados estilos de vida. Y eso, exactamente, es lo que ha pasado -en mi caso- con los sneakers o zapatillas deportivas y la segunda oleada del sporty chic; prácticamente, la tendencia, enmarcada en un concepto macro de bienestar, utilitarismo y comfort- se quedó a vivir conmigo y pasó a ser parte de mi cotidianidad. Por eso, una vez más (aquí está el post del año pasado por si no lo han visto), aproveché la excusa del Air Max Day para documentar una semana completa de outfits en mis zapatos Air Max y hoy les comparto el resultado. Elegí dos pares para toda la semana pero, me enamoré a tal punto de los blancos, que los usé seis de los siete días y todavía no me los quiero quitar... ¡Son perfectos para todo! Que no les falte un par de tenis blancos en su arsenal sporty chic, tendencia que llegó para quedarse entre quienes valoramos la comodidad cual mandamiento divino.


Mi semana Air Max -la más cómoda del año- comenzó el miércoles 25 de marzo con un viaje corto a Pereira; viajé ultra cómoda con blusa de Farm y falda de la diseñadora paisa Natalia Londoño. El jueves 26, Air Max Day, celebré -ya de regreso en Bogotá- con blusa de Nike y falda de Zara (pueden ver más imágenes de este outfit, aquí). El 27, fue viernes casual de poncho by Zara, blusa básica de Tennis y jeans negros de American Eagle y así mismo salí en la noche a cenar con mi amado. El sábado 28, día de brunch con amistades de la moda, me ceñí al total denim -tendencia clave para esta primavera verano- con jean de Express, camisa de Mango, gafas de Zara y cartera de Coach. El domingo 29, outfit relajado que ya les compartí en un post completo, firmado por Nike de pies a cabeza y gafas Zara. El lunes 30, día frío de muchísimo trabajo, un look muy sencillo de pantalón negro y saco -muy grueso- cuello de tortuga. Y el martes 31, último día de mi Air Max Week 2015, fue de minifalda de Zara, buso de Mango, sombrero de Salvador Bachiller (Madrid) y bolso de Bimba & Lola.

Espero que este post les de algunas ideas a las amantes de los tenis y las anime a darse un descanso de los tacones -temporal, que los tacones también nos encantan-. Les dejo los siete looks en detalle -me cuentan cuál les gusta más- y mi grito de batalla: ¡larga vida al sporty chic, al comfort y a los Air Max!.








Fotos por Zico Rodríguez.
Intervención de fotogradías por Luisa Fernanda Castellanos.

Comentarios

  1. ME ENCANTA LA INCURSION DE LO DEPORTIVO EN TODA LA MODA

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera