Ir al contenido principal

Alerta de tendencia: alpargatas.

La alpargata, también conocida como esparteña, espardeña, espadrilles, o cotizas (derivada -según creencias- de la sandalia egipcia y la pantufla romana, es una prenda tan familiar para los latinos, que solo fue hasta que Europa las puso de moda, que las volvimos a mirar. Este calzado de fibra natural, tradicionalmente usado más en el campo, ha formado parte de los trajes típicos y vestimentas de trabajo rural, no solo de América Latina, sino también de la península ibérica y el sur de Francia.

Y aún así, sabiendo que no es exclusiva de los latinos, podríamos decir que las alpargatas son algo muy nuestro, arraigado a nuestras costumbres y tradiciones. Siempre están presentes en el imaginario de nuestros trajes tradicionales y jamás faltaron en los bailes del colegio. Es un calzado ligero y cómodo, que no discrimina sexo ni condición social, la gran mayoría de colombianos hemos usado un par de alpargatas en algún momento, no?


Pues, en el marco de este gran movimiento de rescate por el origen y lo artesano, este sencillo zapatito se ha proclamado tendencia ganadora en las colecciones primavera verano 2015 y se vislumbra su hegemonía hasta la misma temporada en el 2016; son democratización pura, calzado de la calle (o mejor, el campo) a las pasarelas. Ya grandes marcas como Chanel, Valentino, Marc Jacobs, Céline o Louboutin las han adaptado a sus colecciones, reinterpretándolas y dándoles nuevos aires y variaciones con estampados, cueros, encajes, cordones y hasta con incrustaciones de diamantes, pero manteniendo la tradición. ¿Qué dicen ustedes? ¿Se suman, se sumarán o ya lo han hecho? Yo ya tengo mi par, comprado en Barichara, paseando por cuanta ciudad caliente paso. Les dejamos algunas ideas de uso para que se animen a usarlas, si aún no lo han hecho. La verdad es que van bien con casi todo y son muy fáciles de combinar, eso sí, si van a comprarse unas, ojalá sea directamente a los artesanos o en lugares en los que les paguen lo justo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá