Ir al contenido principal

Maestros Patronistas: los intérpretes del diseño.

Mucho hemos hablado del boom de los nuevos diseñadores colombianos y del buen momentum de esta industria, pero pocas veces -si es que alguna- pensamos en todas las manos que intervienen en la producción de una prenda, en la ejecución de un concepto, en la interpretación de un diseño.

El proyecto "Maestros Patronistas", nace con la intención no solo de dar visibilidad a este oficio -imprescindible en el sistema moda- sino también de llevar a un grupo de patronistas a otro nivel, de ofrecerles nuevas técnicas y posibilitarles un mundo de nuevas creaciones. Esta labor, que comenzó formalmente en febrero con la iniciativa de FUCSIA en alianza con La Salle College, Inexmoda y Club Colombia, y con la complicidad de varios diseñadores cercanos a la revista, ha logrado ya sus primeros resultados visibles y avanzar en un proceso valiosísimo y necesario, que esperamos tenga suficiente continuidad para permear a más profundidad. Estuvimos en la presentación de esos primeros resultados y quisimos compartirles la experiencia.


Pero, antes de abordar el evento, hablemos de ellos, sus protagonistas. La labor de un patronista no es fácil, son quienes deben hacer realidad una idea ajena, la del diseñador, interpretando cada boceto, cada concepto y dar vida a historias en muestras y prototipos. Un patronista vive entre reglas, papeles, alfileres, telas y máquinas, ejecutando un dibujo, haciendo tangible un diseño, pasando por el cedazo del molde, hasta concretar la prenda.

Diego Fernando Rico (Diego Guarnizo).

Los patronistas elegidos para este bello proyecto fueron: Diego Fernando Rico (Diego Guarnizo), Christian Ríos (Faride Ramos), Nancy Nava (Julieta Suárez), Gloria Rodríguez (María Luisa Ortiz), Clara Murcia (Olga Piedrahita), Luz Dary Uribe (Isabel Henáo), Hernando Wilches (Leal Daccarett), Catalina Argüello (Sylvia Andrade), Juliet Novoa (Kika Vargas), Henry Quique (Jorge Duque), Marta Elena Torres (Olga Piedrahita y Manuela Álvarez), Consuelo Campos (Manuela Álvarez), Eduvino Moreno (Laura Laurens), Angélica Rodríguez (Suki Cohen) y Edilfonso Cañón (A New Cross). Y el encargado de darles nuevas herramientas y compartirles valioso conocimiento fue el patronista, diseñador y profesor japonés Shingo Sato, reconocido por su habilidad de moldear las telas sobre el maniquí sin necesitar de máquina. Todo este proceso fue llevado de la mano con Cristina Castañeda y Hernando Vargas, profesores de diseño de modas en LCI Bogotá.

El resultado de este taller fueron -además de varias horas sin dormir y mucho aprendizaje y crecimiento- 15 toiles (bocetos realizados manualmente sobre tela rústica) sobre lienzo, en crudo y negro con diseños marcados por pliegues y pequeños detalles que destacaban el estilo de cada patronista y su trayectoria con los diferentes diseñadores. Clara Murcia, patronista de Olga Piedrahita nos explicó su creación: "Nació de la necesidad de un nuevo comienzo, en el planeta entero; entonces miramos al universo, cómo crecen las plantas, y todo tenía esas formas curvas. Y si comienza uno de nuevo, pues toca desde lo que hay en el corazón y por eso todo nace de acá, entonces, esta manga esta construida desde acá, desde este punto cero y lo mismo esta se va para allá y se construye esto". 

Se les notaba el cansancio, Clara estaba casi sin voz, Diego Fernando nos contó que tuvo que repetir su vestido en varias ocasiones, Consuelo casi se nos desmaya, pero por encima de todo, se les notaba el orgullo, primaba la satisfacción del deber cumplido y el privilegio de ser los primeros alumnos en Colombia de Shingo Sato y, seguramente, los llamados a diseminar sus enseñanzas. Fue un ejercicio maravilloso de cambio de rol, porque se vieron diseñando desde cero, no ejecutando la creación de otro y, muy seguramente, como lo anotaba Hernando, estos Maestros Patronistas volverán a sus talleres y le enseñarán sus nuevas técnicas a sus diseñadores, enriqueciendo una especie de simbosis creativa que, sin duda alguna, solo traerá cosas buenas para ellos y para nuestra industria.

¡Felicitaciones a todos los gestores por la iniciativa y a los participantes por su dedicación y compromiso! Esperamos con ansias ver la exhibición final de estos trabajos en Colombiamoda, posiblemente con la presencia del propio Shingo Sato -y de los patronistas, esperaría yo- y conocer el desenlace de esta gran idea.

Clara Murcia (Olga Piedrahita).
Angélica Rodríguez (Suki Cohen).
Angélica Rodríguez (Suki Cohen).
Consuelo Campos (Manuela Álvarez).
Edilfonso Cañón (A New Cross).
Marta Elena Torres (Olga Piedrahita y Manuela Álvarez).
Juliet Novoa (Kika Vargas).
Catalina Argüello (Sylvia Andrade).
Gloria Rodríguez (María Luisa Ortiz).


Christian Ríos (Faride Ramos).
 Nancy Nava (Julieta Suárez)
Eduvino Moreno (Laura Laurens) .
Diego Fernando Rico (Diego Guarnizo).
Diego Fernando Rico (Diego Guarnizo).

Comentarios

Entradas populares de este blog

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera