Ir al contenido principal

Castañer, dos siglos de alpargatas.

Recientemente estuvimos hablando del boom de las alpargatas como objeto de deseo en esta primavera verano y decíamos que, aunque son una pieza popular y tradicional dentro de la cultura latina, ha sido el continente europeo el encargado de otorgarles la etiqueta de "tendencia". Pues bien, la llegada de la legendaria firma española Castañer a nuestro país, con una tradición de dos siglos en la fabricación de alpargatas de lujo, ayuda a sostener dicha teoría...


La firma de alpargatas, conocida por su mezcla de oficio y moda, pisó el Centro Comercial Andino el mes pasado, gracia s la alianza entre Silvia Tcherassi, Samuel Tcherassi y Diana Janna con Antonio Castañer, representante de la séptima generación a cargo de este negocio familiar, que vende 27 millones de dólares al año y exporta el 70% de los 400.000 pares de zapatos que produce.

Vale la pena analizar este caso -en lugar de seguir obsesionándonos con el modelo de ciclos cortos de Zara que difícilmente podrían replicar nuestras marcas- para entender cómo el proceso artesanal se ha podido amalgamar exitosamente con las tendencias dictadas por la industria, resultando en receta de posicionamiento y vigencia para esta marca de Cataluña que camina ya por el mundo con paso firme y mucho estilo.

Según ellos mismos, su secreto está en llevar los valores a otro nivel: el respeto por lo suyo, por su cultura y sus costumbres, al igual que el espíritu joven e innovador, van primero en su lista y NO SON NEGOCIABLES, convirtiendo sus alpargatas en lujo y sofisticación, seduciendo al mundo con un zapato sencillo y atemporal, pero sin ignorar esas actualizaciones comerciales que esconden las tendencias y pueden garantizar la vigencia de un producto, de una marca y de un legado como el de Castañer: color, motivos, siluetas. La más reciente colección de la marca, por ejemplo, está inspirada en Memphis y en los trajes de baño de los cincuentas, involucrando colores vibrantes, geometría, volúmenes, telas luminosas, brillo, pasteles pálidos y códigos marineros, a su fabricación y materiales de siempre. No son un zapato barato pero seguramente, si visitan el local y conocen la colección, se enamorarán de uno o más modelos... y cuando el amor llega así de esa manera, la tarjeta de crédito no se da ni cuenta...




Comentarios

Entradas populares de este blog

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera