Ir al contenido principal

Oppa Gingham style.

Podemos dejar de relacionar la primavera solo con flores, esta temporada el best-seller en estampación fue otro, no podríamos decir "nuevo" puesto que data de siglos atrás, ni reinventado o reinterpretado porque, básicamente, sigue siendo el mismo de siempre, pero sí refrescante -en medio de tanta flora- y atemporal pero intermitente: los cuadros Vichy o Gingham (no Gangham).

Fotos por Jorge Escobar.

Por estos meses, la alerta del estampado a cuadros Vichy o Gingham, originalmente un patrón de tejido plano que crea líneas verticales y horizontales formando cuadros pequeños tipo mantel de picnic, todos del mismo tamaño y, por lo general, en colores rojo, azul y negro, combinados con blanco, ha llegado a picos e incrementos porcentuales altísimos en pasarelas y vitrinas. Para hablar del punto de inicio de la tendencia, deberíamos regresarnos a la Francia del siglo XVII, donde el estampado era utilizado en manteles y servilletas o quizás a Holanda, o quizás, para aterrizar más en materia de moda, a los años 50, cuando Brigitte Bardot la popularizó al elegir los cuadros para su traje de novia. El punto -o mejor, el cuadro- es que el Gingham o los cuadros Vichy son una de esas tendencias cíclicas, no permanentemente de moda, aunque siempre estén ahí, pero que, de vez en cuando, regresan para oxigenar mercados saturados.

Yo no escapé a la tendencia y elegí esta falda de Stradivarius para mi look Gingham, soñada para una tarde de sol, un almuerzo en el parque, un día de playa, en fin, ocasiones de uso sobran cuando el antojo manda. Les dejo imágenes y detalles del outfit completo: anillo de Faride Ramos, blusa de Zara, brazalete L.A. CANO, clutch de Andrea Landa.





Comentarios

Entradas populares de este blog

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera