miércoles, 10 de junio de 2015

Man, I feel like a woman!

Se me juntaron varias cosas para comentar en este post, el mes del orgullo LGTB, Caitlyn Jenner, la nueva colección anti-bullying de JUAN, en fin. No sé por dónde arrancar... Así que lo haré sin ningún orden y comenzaré diciendo que muchos -espero- nos conmovimos con el renacer de Bruce Jenner, ahora Caitlyn, con su valentía, fuerza y coraje para decidir a sus 65 años ser lo que siempre quiso ser, en una sociedad aún llena de prejuicios, con el agravante de ser parte de las familias más mediáticas de los últimos años, merece absolutamente toda nuestra admiración!


Caitlyn decidió presentarse al mundo en la revista Vanity Fair, con un look absolutamente glamuroso, apelando a códigos femeninos universales y milenarios. Quizás la imagen más impactante de esa editorial, no sea la de la portada –aunque igualmente es preciosa- sino una de las páginas internas de la revista, con vestido y labios poderosamente rojos. Y para mí, esa imagen lo resume todo! Esos labios rojos son la mayor declaración de sensualidad, de poderío, de seducción, casi la quintaesencia de la naturaleza femenina y por eso, que Caitlyn Jenner lo pueda usar es casi que una revolución silenciosa y carmesí, una liberación con ayuda del maquillaje, de un rojo liberador, de códigos ancestrales...

Emocionada por el significado histórico de esta liberación, y sin buscar algo específico, entré a una de las tiendas de JUAN, buscando camisetas y me topé con la frase “Everyone deserves to be loved for who they are” y la imagen de un joven Bruce. Sin pensarlo dos veces (bueno, sí lo pensé bastante y hasta pedí ayuda de crowdstyling para elegir el color) compré la camiseta y quise incluirla en un outfit post.

Luego, mientras revisaba las fotos y ojeaba las redes sociales al tiempo -yes we do-, noté que varios amigos hablaban del orgullo gay y entendí -después de hablar con uno de ellos e investigar un poquito- que junio es, desde el 2000, el mes del orgullo gay y lésbico y, desde el 2009, el mes del orgullo lésbico, gay, bisexual y transgénero. Y hoy, justo cuando estaba por publicar la primera versión de este post -por lo general pasan por varias hasta llegar a la definitiva-, veo en el noticiero que en Colombia, mi amado y bien lejos de vanguardista país, se aprueba el cambio de género en la cédula de ciudadanía -máximo 2 veces, así que estén bastante seguros en caso de hacerlo-! ¡Están pasando cosas importantes! En cierta forma, es la afirmación de poder ser lo que sentimos que somos, no lo que nos dicen que debemos ser, de ahí el título de este post...

Sabía que este post iba a resultar un sancocho de ideas sueltas pero creo que ya todos saben a dónde voy... Si bien el tema de Caitlyn ha resultado en un show mediático para muchos, yo lo veo como un show con un buen mensaje y tremenda difusión, como una bandera importante en esta lucha por igualdad, por respetar, aceptar y entender la diferencia, por evolucionar un eslaboncito más, quizás hacia el homo-equal (ya que el sapiens -sabio y sensible-, nos quedó gigante). Es necesario que la comunidad LGTB tenga un mes? Y por qué solo uno? Todo el año, los 365 días con sus 24 horas son para sentir orgullo por ser lo que somos, LGTB o heterosexuales, no es algo básico? Desafortunadamente, hay mentes que no evolucionan al ritmo que los tiempos, y supongo que estos hitos son precisamente para ayudarles a hacerlo... o al menos intentarlo. Por eso me sumo, al mes, al mensaje de Caitlyn, a la campaña de JUAN que, desde la moda, habla fuerte y claro, y a todo lo que pueda hacer para extender ese mensaje, de igualdad, de humanidad y de rechazo absoluto a la homofobia y demás conductas derivadas de eso que no es enfermedad, es simple y llana ignorancia.












2 comentarios:

Gracias por tu comentario!