martes, 4 de agosto de 2015

Expedición inconclusa de Leal Daccarett.

El daño que le causamos los humanos al planeta ya no es temática reservada de documentales; desde hace un buen tiempo ha tocado múltiples esferas y la moda no se escapa de ese influjo. Para la muestra, la colección primavera verano 2016 de Leal Daccarett y sus protagonistas en vía de extinción: las abejas. No es sorpresa que cada vez seamos más conscientes y activos en buscar soluciones y demostrar nuestro afán de preservar, de defender, aunque solo sea visibilizando.


Leal Daccarett sabe diseñar prendas bellas y objetos de deseo para la mujer y esta pasarela, sin mayor novedad que las abejas y las gorras, fue una confirmación más de ello. Fue algo así como la continuación de sus colecciones pasadas -algo similar pasó con la pasarela de Johanna Ortiz-. En esta ocasión, los volúmenes bien manejados de la marca se vistieron de una historia botánica a través de los libros. Fue una colección orgánica de principio a fin, desde la puesta en escena reproduciendo un panal, hasta los earcuffs a modo de abejas, quizás de lo más antojador de la colección. Las flores, los boleros, snapbacks, detalles y tonos pasteles en contraste con colores vibrantes, se enjambraron en un la expedición botánica de Mutis y un discurso natural y consciente .

Las modelos emergieron de un gran panal llevando maxivestidos, faldas ajustadas, camisas de escote Bardot, gorras muy urbanas -recordando un poco el aire rocker de la colección que la dupla presentó hace 3 años en Colombiamoda- y volantes sobre las piezas más comerciales de la pasarela. Los patrones hexagonales imitaban las formas naturales del panal, punto de partida. Las técnicas artesanales se manifestaron en bordados de pedrería sobre ciertos complementos y flores en técnica de tela sobre tela, envolviendo con delicadeza las faldas. Sobresalieron las piezas pintadas a mano por la artista Nicole Furman, una maravillosa colaboración de arte y moda. Una bella colección con un bello mensaje que creo se quedó un poco corto, pues no sabría decir si continuaba con procesos o textiles o neveras (la pasarela la patrocinaba HACEB) eco-amigables... ya saben, para compensar el daño al eco-sistema que ha diezmado la población de abejas de forma alarmante... como para inspirar colecciones completas. Aún así, quiero todo de la colección, incluidas las polémicas gorras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!