Ir al contenido principal

Moda y transgénicos por Darío Cárdenas y New Balance.

Darío Cárdenas condensa frescura en siluetas, autenticidad en el sello y trasfondos sociales en cada colección. En su trabajo y proceso creativo se pueden palpar el juicio de la investigación y la elocuencia y naturalidad de un contador de historias, porque eso es él: un narrador social que se expresa a través de vestidos y telas.


En esta ocasión, la historia que narra Darío con su colección primavera verano 2016 es una preocupante de alimentos transgénicos, resultado del uso indiscriminado de pesticidas por grandes multinacionales, y comunidades afectadas por el subsiguiente envenenamiento de la tierra; un contenido con tintes de irreverencia y siluetas femeninas que comulgan a perfección con la tendencia deportivo, como ya es costumbre en él. Moda con sentido, con sátira y denuncia de una problemática ambiental que inspira "A World in a New Balance". El nombre Monsanto no se encuentra explícito en la colección pero se puede leer entre líneas, o mejor, entre las ilustraciones que Freed Varin y Chico Sirena crearon para Darío. 

La investigación que fundamenta el concepto de esta colección se enfoca en las costumbres y estilo de vida de las tribus emberá -pueblo amerindio que habita principalmente el Litoral Pacífico- y, por supuesto, en la discusión medio ambiental en torno a las fumigaciones con glifosfato y el riesgo biológico que se percibe no solo en la biodiversidad de nuestra geografía, sino también en su implicación en la salud humana. Las bellas y fuertes ilustraciones son un trabajo hecho a mano y coloreado digitalmente por el artista, arquitecto y docente que cumple con la función de sembrar la inquietud que quería clavarnos Darío sutilmente con esta colección ¿qué es lo que queremos heredar a nuestras futuras generaciones? y la invitación a elevar la voz. Me atrevo a confirmar que Darío educa a su público con cada colección; la primera lección fue buscar siempre más allá de la prenda, por lo general, en sus estampados está la respuesta, la inconformidad o la pregunta, como en este caso.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá