sábado, 19 de septiembre de 2015

Abrigo dominguero.

Hace un par de posts les hablé sobre tendencias otoño invierno 15/16 en materia de abrigos y les mencione el maxi-abrigo de longitud hasta el suelo como uno de mis básicos de armario bogotano; pues hoy les comparto un outfit con un abrigo casi hasta el suelo, dramático en silueta pero absolutamente neutro en material y color, de forma que puedo usarlo también sobre jeans, tenis y camisetas, como es el caso, asumiendo la suave formalidad que nace del confort, tan característico del minimalismo contemporáneo que nos invade silenciosamente desde hace un par de temporadas.


El efecto del abrigo sobre el outfit es de upgrade inmediato, y aunque la silueta sigue la influencia de los años 1970, si todo lo demás no sigue esa línea, el resultado sigue siendo tan neutro como el color y el material de mi abrigo liviano. Y ni hablar de lo cómodo y práctico que resulta -recordemos la bipolaridad climática de Bogotá, que nos obliga a prepararnos siempre para lo peor, así veamos el sol más radiante en el cielo-. Abrigo, tenis y gafas, tres implementos infaltables en mi arsenal de Wonder Capital Woman, por comodidad, utilidad y estética; perfectos aliados de fin de semana para salir de brunch, mi plan dominguero favorito, seguido de dormir el resto del día con mis gatos. Y ustedes, le ven futuro y le abren campo al abrigo extra largo y a su audacia casual en sus armarios?










Abrigo: Zara // Blusa: Zara // Brazalete: L.A. Cano // Cartera: Da Silva Accesorios // Collar y anillo: Mercedes Salazar // Gafas: Around // Jeans: Express // Tenis: Nike.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!