Ir al contenido principal

¡Amo mis 32!

Crecimos escuchando que a una mujer no se le debe preguntar la edad jamás, que los años, los amores y las copas de vino son cosas que nunca deben contarse y llegamos a asimilar como algo natural la absurda costumbre femenina de ocultar la edad e incluso a restarse años; crecimos con mucho miedo a los años, a envejecer, a las arrugas; crecimos con muchas taras!!! Afortunadamente nos tocó también ser la generación llamada a rompe esos moldes, a no depender ni dejarse definir por un número, a vivir sin límites. Por eso, puedo decir tranquilamente que tengo 32 años, que amo mi edad y no me quitaría ni un solo año porque la suma de cada experiencia vivida me tiene donde estoy ahora, haciendo lo que me encanta, encantada de la mujer en la que me convertí y viviendo una vida que supera todas mis expectativas.


¿Por qué estoy hablando de esto? Si me siguen en Instagram sabrán que hace unos días acepté la invitación de Lancome a probar su nuevo suero Génifique durante 7 días para comprobar por mí misma sus resultados. El producto, la marca y la campaña de lanzamiento pretenden desmitificar ese temor a la edad del que les hablo, ese que nos infunde la sociedad desde pequeñas, esa sociedad que asocia un número a una imagen, y que le achaca años a las arrugas... El reto, demostrar que una piel sana y bien cuidada puede verse joven a cualquier edad. De ahí que las protagonistas de la campaña, Kate Winslet, Penélope Cruz, Lupita Nyong'o y Lilly Collins, hablen de sus 39 years YOUNG, 40 years YOUNG, 32 years YOUNG y 24 years YOUNG, respectivamente, buscando romper el esquema de crecer con miedo a la edad.


Ahora sí, les cuento sobre el producto. Génifique es un suero activador de juventud y el paso número 0 de toda rutina de belleza que repara 10 signos de daño en la piel, manteniéndola joven, reduciendo líneas y arrugas, aumentando la luminosidad, claridad y uniformidad del tono, mejorando su textura, elasticidad y firmeza, reduciendo la flacidez. Aún no tengo muy marcadas o no me noto yo ni arrugas ni líneas de expresión, así que no puedo hablar de eso, pero sí puedo decir que, después de 7 días usando el producto mañana y noche (después de limpiar/desmaquillar y antes de cualquier rutina de belleza/maquillaje), la piel se siente más radiante y se ve mucho más luminosa y pareja. Incluso sin usar base, solo con el suero, polvos y rubor, ya estaba maquillada. Ya no es cuestión de años sino de calidad -gracias ciencia- y de conocimiento -gracias internet. Una mujer informada y con los productos adecuados, puede tener una piel joven en sus treintas, cuarentas, cincuentas, en fin, ya no hay edad para lucir joven, la belleza no tiene edad. Se animan a probar? Yo ya lo hice y siento la piel renovada! Pero más importante aún, pueden decir su edad sin miedo y sentirse orgullosas de ella? Cuéntenmela :)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D