miércoles, 25 de noviembre de 2015

¡El fenómeno Ana Arango!

Ana y yo nos conocemos desde hace más de 5 años, creo que ni ella ni yo sabemos exactamente cómo nos conectamos virtualmente, pero sí recordamos muy bien que fue en un Colombiatex que nos conocimos Tati (Iconastyle), ella y yo (ella y Tati ya eran amigas desde antes). ¡Tengo foto de ese encuentro, algún día se las muestro! Siempre lo he dicho y no me canso de hacerlo, lo mejor que me ha dado este blog y mi paso por esta industria es la gente chévere que conozco por su cuenta; por supuesto, conozco demasiadas personas pero así mismo hay que filtrar, y Ana y Tati son de esas pocas con las que te quedas. Pues bien, estando en Medellín tuve espacio para almorzar con ambas y, entre las tres, hicimos una especie de línea de tiempo e historia de cómo llegó Ana a ser la sensación que es hoy con sus blusas.


Paisa emprendedora, mamá y mujer ejemplar, de caracter dulce pero fuerte, sencilla y trabajadora incansable. Comenzó diseñando básicos y pijamas por gusto en el 2010 y en el 2012 lanzó su colección de pijamas de lujo, línea con la que capturó toda nuestra atención y que todavía vende -ahora, con monogramas personalizados-; por un tiempo trabajó para otra empresa -también de moda-, sin abandonar del todo su marca pero dándole un receso, hasta mayo de este año, que decidió -impulsada e inspirada por su socio/esposo/consejero/sensei- retomarla al 100% y cómo la hizo! Creo que hablo por todas sus clientas al decir que celebramos y agradecemos esa decisión ;)


La primera referencia en salir fue la blusa Paloma; un nuevo básico de tierra caliente / vacaciones / Resort en nuestros armarios. Ana tenía claro que la silueta de hombros descubiertos era tendencia global, y que en nuestro país la demanda por ese tipo de blusas iba en ascenso, así que decidió adoptarla, con muy buenos materiales e impecable confección, y lanzarla a un precio asequible. El primer prototipo fue blanco y la primera en lucirlo fue nuestra adorada amiga Tatiana; tan pronto la vi, llamé a Ana a pedir la misma pero en negro -my happy color- (ya la tengo también rosa pastel, junto a muchas otras prendas Ana Arango que habitan ya en mi armario). No había terminado mayo y la blusa ya era sensación en la cuenta de Instagram de Ana. Fue un fenómeno inmediato de BIBIDIBABIDIBOOM! La Paloma voló alto y lejos (llegó hasta México y Miami) y lo sigue haciendo.


Después, vinieron las celebridades. Carolina Cruz fue la primera en publicar una foto suya con una de las blusas de Ana; acto seguido, la cuenta de Instagram de Ana se disparó, así como los pedidos de otras actrices, otras blogueras e influenciadoras del nivel de Amelia y Elisa de Sisterly Style, Claudia Bahamón, Alejandra Azcárate y gente de otros países. Estamos hablando de días y semanas, y de cantidades importantes (que no revelaré pero conozco perfectamente #I'llnevertell)!!! Me atrevo a decir, con conocimiento de causa e industria, que nadie ha tenido un efecto tan inmediato ni está moviendo la caja registradora tanto como Ana en este momento, por eso, en broma y no tanto, le digo "la Amancia Ortega del off-the-shoulder en Colombia". Y es que, tanto ella como nosotros tenemos perfectamente claro que ni ella ni ninguno de los otros diseñadores que está apelando al escote Bardot inventó la silueta (esto viene de décadas atrás y la tendencia revivió en el 2014), pero Ana, a diferencia de muchos, lo ofrece a precios asequibles, con excelentes materiales y confección y a una velocidad impresionante (datos proporcionados por mi armario, que hace un muy buen benchmarking).


En junio nació la Sucre, luego vinieron la Celia y la Alicia (finales de julio) y, hasta el momento, hay 9 referencias de blusas (también hay faldas, enterizos y conjuntos), que se venden práctica y virtualmente solos, porque, si bien Ana tiene su propio showroom, el único vendedor de Ana es el Sr. Instagram. El éxito que está teniendo es inusual pero no fortuito, porque sí que ha sido trabajado duro por esto. Me alegra enormemente ser testigo de ese esfuerzo y olfato empresarial, y, por supuesto, de la recompensa; y esto apenas comienza porque viene en camino la primera colección completa de Ana y les anticipo que hasta sus pies van a volar!


1 comentario:

  1. De las prendas de Ana me encanta que le dan alas al espíritu femenino, realza todo tipo de bellezas y atrae un sinnúmero de miradas: ¡todo lo que una mujer espera obtener de un look!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!