lunes, 30 de noviembre de 2015

Sweet November.

Gente, se acabó este año, y mientras vamos registrando los últimos insta-shots de este 2015 (make them worthy), repaso mi mes de noviembre, agotada porque este año, literalmente, no he parado un segundo, pero agradecida y feliz por todo lo que he vivido y logrado este año.


Mi noviembre fue dulce; tuvo una buena dosis de viajes, de celebraciones, de amistades y pequeñas satisfacciones personales. Este mes por fin pude comenzar un nuevo proyecto que venía aplazando por falta de tiempo pero que moría por llevar a cabo: poder compartir formalmente lo que he aprendido a lo largo de estos años en este mundo de moda digital. Ahora #soylaprofedemodadigital y con esto puedo chulear un pendiente en mi lista de propósitos.

También tuve una pequeña pero sustanciosa inmersión en el #mundodeperfumería de Ésika y Firmenich en Sao Paulo, junto a mi querida amiga y partner en el Ésika bloggers team, Gina Ortega; nos reímos como enanas y aprendimos mucho de el arte de mezclar aromas y hacer perfumes. Pueden leer un poco más de esta experiencia en el blog de Ésika. ¡Nunca dejemos de aprender cosas nuevas, por favor!

De igual forma, y como todos los meses, hubo viajecitos cortos, encuentros deliciosos, eventos, novedades de armario, selfies, chelfies, outfits, shootings, clipping, antojillos, #TBTs, tiempo para divertirse, en fin, lo ya cotidiano.







Y al final de todo esto, cuando se apagan las luces y nos quitamos el maquillaje, queda lo mejor, lo que perdura, lo real, las bonitas amistades de la moda, la familia, el amor, la música y las amigas de la vida. ¡Salud por ellos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!