domingo, 6 de diciembre de 2015

Relato de una persona normal atrapada con una fashion blogger.

El mes pasado tuve una visita muy especial en mi casa. Se trata de una de mis mejores amigas de la vida, de esas que conoce secretos míos que ni yo misma he podido descifrar y colaboradora esporádica de este blog (tal vez la recuerden por series de posts como "La doc recomienda"); pues esta médica, oftalmóloga, glaucomatóloga y caleña compartió 2 semanas en mi hábitat y en mi vida. Podemos decir que tuvo una experiencia intensiva en el mundo de una blogger de moda colombiana y, al principio en broma y luego muy en serio, se animó a registrar sus impresiones y compartirlas aquí, así que aquí les dejo su testimonio; por favor no me juzguen después de leer ni me manden anchetas de frutas, que no me las voy a comer y, en mi defensa, ella no es tan normal.

Relato de una persona normal atrapada con una fashion blogger.

Por Marta Bermúdez.


"Creo que todos los mortales que alguna vez hemos escuchado el término fashion blogger nos hemos quedado con la misma cara de Joker... Lo confieso. A pesar de que mi amiga del alma es dueña y señora de uno de los blogs de moda más leídos en Colombia -proyecto que vi nacer, crecer y evolucionar- y a pesar de que me ha explicado infinitas veces de que se trata su trabajo, yo no había entendido absolutamente nada... Y es que, este medio de la moda, es muy lejano a mí. Sí, ya se que no se puede ser ajena a la moda y que la moda esta en todas partes (yo también vi, El diablo se viste de Prada ), pero digamos que los Converse son mi único Must-have desde niña y eso no ha evolucionado mucho desde entonces...

Pues bien, por cosas de la vida he tenido que compartir muchos días con Ita María, siendo su sombra día y noche y haciendo una inmersión profunda en este mundo desconocido, y solo puedo definir mi experiencia como una aventura esclarecedora. He jugado a ser modelo, me han he disfrazado, he conocido fotógrafos, diseñadores, periodistas, bloggers, promotores de marcas, actrices, estilistas, etc; personas que me parecían muy lejanas y a las que, además, tenía estereotipadas quizás como superficiales y prepotentes. He asistido a eventos de todo tipo, deportivos, cocteles elegantes, eventos especiales para recaudar fondos para buenas causas, comidas relajadas de amigos, exposiciones, photoshoots y otros, y estas son mis conclusiones:

1) La gente de este medio come mucho (y mal)!
Tengo que aclarar en este punto que me gusta la comida, tanto, que es mi pasatiempo favorito, pero también soy una freaky de la vida sana, y estos días de comida desordenada y dieta a punta de domicilios y restaurantes, no solo me tienen en la ruina, sino que le han merecido algunos regaños de médica cansona a mi amiga... Realmente no sé cómo puede estar como está, comiendo de la forma que come! Creo que tiene el metabolismo de una niña de 12 años... Yo  le compré frutas y verduras y ahí quedaron, intactas, guardo la esperanza de que algún día me haga caso y coma paisaje...

2) Caos!
Mantener vigente un blog por 5 años y seguir teniendo el posicionamiento top que tiene, además de trabajar en la empresa de pronóstico de tendencias número 1 en el mundo, te mantiene ocupado, y por ende, con poco tiempo para organizar una casa. Creo que, además, Ita es un desastre con el orden y de repente, yo me estaba ahogando en un mar de ropa, gafas, zapatos, perfumes y maquillaje que le regalan a diario y simplemente se va acumulando... Mi mamá y mi esposo, que me calumnian diciendo que soy desordenada, estarán orgullosos de saber que organicé todo lo que pude y ahora, Ita tiene mucho espacio para más regalos que empezarán a llegar en 3,2,1. Hermana, alégrate porque llevo maquillaje para ambas para los próximos 5 años!

3) Posa casual!
Todos tenemos una mueca específica para ese momento, en que dicen: foto! La mía es una sonrisa exagerada, culpable de mis patas de gallo, y que me hace ver como cuando tenía 4 años. Aquí aprendí que para salir bien en las fotos, hay que parecer casual, es decir, actual con naturalidad, sin poner cara de foto, pero con cara de foto... ¡Qué vaina tan difícil! Primero, para posar como blogger hay que eliminar la timidez y la vergüenza. Yo no tengo ninguna de las 2, mi problema fue que nunca supe qué cara poner, dónde poner los brazos y las piernas, hacia dónde mirar, cómo caminar posando pero sin posar MIENTRAS TODO EL MUNDO MIRA; tampoco sabía eso de que la chaqueta no se pone sino que se cuelga sobre los hombros... En fin, esto de posar amerita un Máster y no precisamente el que yo tengo. De todas formas, para las ineptas como yo, siempre habrá un excelente fotógrafo, que hará magia (para la muestra, un botón ). Muchas gracias por su apoyo moral a George y FatPandora.



4) Shameless selfie!
Yo, muchas veces, me he visto en la penosa situación de hacer maromas para que nadie vea que me estoy tomando una selfie, no vaya a ser que me pillen y, qué dirán!!! Y luego de lograrla milagrosamente, termino borrándola porque, cómo se me ocurre subir una selfie? Pues en este medio, tod@s se toman selfies TODO el tiempo, en frente de TODO el mundo, sin ningún disimulo, y las publican sin el menor remordimiento!!! Y ni hablar de la frecuencia con que publican! Las redes sociales son una maravilla, y yo, soy la mas adicta a todas, pero descubrí (a pesar de que mi esposo cree que necesito terapia), que mi problema es muy leve... Estos personajes twittean, suben a IG, a FB y snapchatean en simultánea y a la velocidad de la luz! Es casi como vivir en un reality! Mantienen a sus seguidores informados de todo, durante todo el día, y no se les descarga el celular! Hasta en pijama me sacaron al aire!!!

5) Tacones, the higher the better!
A mi favor, debo decir que me he pasado toda la vida en tenis o crocs (un pecado mortal del que Ita y yo preferimos no hablar por el bien de nuestra amistad) y que, además, tengo los pies planos. Camino como Bambi recién nacido, aún cuando me subo en 5 míseros centímetros y, a la media hora, me duele hasta el pelo... Pues en este mundo, un zapato plano no es siempre tan glamouroso. A veces es necesario estar, como mínimo, 10 centímetros más cerca de las estrellas... Yo les doy mi palabra, hice mi mejor esfuerzo y mantuve la compostura, no podía hacer quedar mal a mi amiga... Pero, por favor, un poquito de piedad con nosotras, las currutacas, y que vivan las plataformas!



6) Con las listas, hacen barcos de papel!
Yo soy una abuela que ama estar en pijama y mi amiga Ita es igual, pero en este mundo, hay que ir a eventos. Soy testigo de que Ita María, es muy selectiva respecto a cuáles ir, pero son tantas las invitaciones, que, aún filtrando, son DEMASIADOS! Cada evento requiere una producción que, para mí, fue difícil. Arreglarse, maquillarse, peinarse (en este punto tengo excusa porque mi pelo tiene vida propia), e ir divina a cada cita no es fácil para una persona como yo, que a duras penas usa chapstick de menta... En cambio Ita, estaba divina de la muerte, en 15 minutos, sin el menor esfuerzo... Todo un arte, señores. Tuvimos días de decir ¡no más! y en vez de salir como princesas, trabajamos en pijama desde la casa... los amé! Y es que este es uno de los aspectos que más me gustan, Ita es dueña de su tiempo, y puede decidir dónde y cuándo trabajar, y eso, tan imposible hoy en día, da felicidad... La calidad de vida, el tiempo y la libertad, lo son todo!

7) Amistades de la moda!
Así llama Ita a su grupo cercano de amigos que trabajan en esto. Tengo que decir que Ita es quisquillosa al elegir amigos, por eso, yo soy una de ellos ;), y creo, sinceramente, que está muy bien rodeada. Personas trabajadoras, sencillas, apasionadas y muy chic, la acompañan en este viaje. No vi ni un atisbo de envidia o competencia de la que incomoda, no vi las malas intenciones que a veces buscan perjudicar a las personas de éxito. Como en todos los círculos, habrá de todo, pero creo que conocí a la mejor parte: gente que ama su trabajo y lucha por salir triunfante, en un ambiente donde cada vez, hay más actores. Gente abierta de mente, con muchísimo talento, algunos muy exitosos, otros en la búsqueda, pero en general, una energía muy bonita.



Conclusión final.
Mi amiga es una profesional como la copa de un pino (dicho español) y, a pesar de que somos muy diferentes, compartimos muchas cosas. Ambas tenemos un pensamiento crítico, nos encanta escribir y tenemos la locura y la irreverencia de los años de colegio, intactas. Estoy muy orgullosa de mi FashionIta, de la ejecutiva trilingüe, de la relacionista pública, de la especialista en moda y, sobretodo, de la amiga. Espero que "De la moda y otros demonios" siga siendo siempre, un espacio libre de ataduras, donde las opiniones no son filtradas, y espero seguir siendo parte de este rinconcito, donde, a pesar de usar crocs y ser una regañona todo, nunca me censuran. ¡ES DURO SER UNA FASHION BLOGGER, PERO SE DIVIERTEN BASTANTE LAS CONDENADAS!


2 comentarios:

  1. Me encanto esta nota! Felicitaciones por ser de las mejores bloggers de Colombia, yo apenas empiezo y me falta dedicación y compromiso pero ahí vamos :D

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!