Ir al contenido principal

El pasaje Hernández, una joya bogotana.

Voy a cumplir 9 años de haber llegado a Bogotá y no pasa un mes sin que la ciudad me deje de sorprender, en particular el centro y sus recovecos atiborrados de historia, que se sienten como otra ciudad congelada en el tiempo dentro de la capital caótica. Pues bien, el domingo me adentré con Spoon en esta microciudad y descubrí un lugar -seguramente ya familiar para los bogotanos- entre las carreras 8 y 9 y las calles 12 y 13, en la segunda esquina de la calle Florián (eje de la ciudad entre finales del s.XIX y comienzos del XX) de muros color crema y aguamarina absolutamente descontextualizados de la ciudad contemporánea.


Se trata del Pasaje Hernández, la primera galería comercial de la ciudad -antecesor directo de los Centros Comerciales- y obra de los arquitectos Juan Ballesteros, Arturo Jaramillo Concha y Gastón Lelarge; inaugurada en 1918 siguiendo cuidadosamente la estética europea que fascinaba a la Bogotá del s.XIX, albergó los más importantes almacenes de la época, oficinas de médicos, ingenieros, abogados y los locales de los sastres, la fuente de moda de la sociedad capitalina. En su momento debió ser bastante glamuroso, ahora no lo es tanto pero sigue guardando un encanto especial que apenas descubrí el domingo, sin buscarlo, sin saber siquiera que se trataba de un edificio declarado patrimonio nacional desde 1993. Por supuesto, aprovechamos el escenario y la luz mágica de esta joya de la arquitectura republicana del país y esto resultó... 












Aretes Fiesta de Mercedes Salazar // Body Lucía de Ana Arango // Chaqueta Zara // Clutch Valentino // Sandalias Nine West // Falda de mercadillo brasilero.

Comentarios

  1. Bonitas fotos. El contraste del romanticismo de la arquietectura colonial marchitada por el tiempo, los grafitis y los carteles que no guardan armonia con la edifcacion y tu look moderno son una mezcla perfecta, captura la atencion. Bogota no es de mis ciudades favoritas sin embargo vivir en un lugar de diferente a la ciudad de origen parece que nos activara un sensor que nunca para de descubrir lugares nuevos cada dia, asi como tampoco hay un dia en que no añore el hogar de dulce infancia. Saludos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida :), Bogotá tiene su caos propio de las ciudades latinas grandes pero tiene ese mismo encanto ;). Se aprende a querer y luego es muy difícil volver a otras partes sin extrañar todo lo que ofrece la capital.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D