domingo, 6 de marzo de 2016

Reivindicando una alfombra roja.

Anoche se llevó a cabo la ceremonia de entrega de los premios India Catalina en Cartagena, en el marco de la versión No. 56 del Festival de Cine (¿?). Anyway, el evento siempre se ha caracterizado por tener una Alfombra Roja de terror al punto que muchos dejamos de verla y comentarla por salud mental... Sin embargo anoche vimos la luz al final del túnel en esa alfombra... un vestido que perfectamente pudo haber lucido cualquiera de las nominadas al Óscar el pasado domingo en Los Ángeles.


Hablo del vestido que lució la presentadora Cristina Hurtado, un diseño de Andrés Pajón, su diseñador de cabecera; el vestido -me contó el propio Andrés- fue diseñado y confeccionado especialmente para Cristina, sobre medida (custom-made), en rosa cuarzo, uno de los colores del 2016, según el instituto del color Pantone. El vestido es sencillamente perfecto: la silueta se encuentra en un punto medio entre columna, sirena y body-con; el escote también oscila entre sweatheart y decolletage, muy profundo pero tan bien estructurado con una suerte de solapa que se vuelve manga abrazando el hombro y sosteniendo todo el diseño. La presentadora lo complementó con un collar importante (parece ser de rubíes) pero que no competía con el vestido, y con un nuevo look melenita que le suma millones de puntos en materia de estilo! Qué buena decisión de corte y qué gran dupla esta de Cristina y Pajón. ¡Cásense! (estilísticamente hablando).

Pero Cristina no fue la única que le dio un electro-shock a la comatosa alfombra roja de los India Catalina gracias a un vestido de Andrés Pajón y un styling impecable. Macri Vélez lució un modelo de la colección SS16, presentada en julio en Colombiamoda, la que se inspiró en Medellín y sus atardeceres, flores y montañas, la misma que fue reseñada en el reporte de las mejores pasarelas de Colombiamoda para WGSN. El vestido que eligió la modelo o eligieron para ella, con un dejo setentero de fluidez, no podía ser más idóneo para el clima de Cartagena y el detalle de La Libertad en el cinturón, cereza en el pastel. Fueron, de lo poco que pude y quise ver, mis favoritas en una alfombra roja por la que ya nadie daba un centavo... y que ambas fueran vestidas de Andrés Pajón me lleva a las siguientes conclusiones:


1. "A Andrés Pajón le quedó chiquita Colombia". La frase no es mía, es de mi querido amigo y artista plástico Alvaro Emiliani (Alvipop), con quien estuve comentando este tema antes de plasmarlo aquí; y no puedo estar más de acuerdo. Cuando digo que el vestido de Cristina (y el de Macri también) es digno de los Óscares, créanme que no exagero, lo digo de corazón y con cabeza fría. Me sueño a Sofía Vergara vistiendo algo así en sus galas, me sueño a Andrés Pajón y a Felipe Cartagena vistiendo a las divas de Hollywood y me sueño, por supuesto, que su emporio siga creciendo como lo ha hecho hasta ahora, con trabajo y disciplina. ¡No saben cómo los admiro chicos!

2. El problema de nuestras alfombras rojas es de asesoría, nada más! Mujeres bien aconsejadas, por expertos conocedores, de los de verdad -no es experto quien se vista chévere, hay toda una ciencia detrás del tema- y preferiblemente nueva escuela (perdón pero hay unos muy estancados en la estética reinado), resultan en esto. Andrés Pajón es solo uno de los diseñadores colombianos que hace vestidos preciosos y dignos de alfombras rojas; de nuevo, hay toda una nueva ola -ya ni tan nueva, actualícense en serio- de talento y propuestas frescas, que se merecen el infierno quienes sigan poniéndose lo que encuentran en la tienda de la esquina. ¡Que esos PRs se muevan por donde es!

3. Si Cristina pudo desprenderse del estigma de un reality y lograr este look que cualquiera envidiaría, hay una luz ESPERANZA para nuestra farándula criolla (no para ti Orlando Liñan, lo lamento, you're hopeless).

4. 2016 Y TODAVÍA NO HAY NADIE HACIENDO UN REGISTRO FOTOGRÁFICO DIGNO DE LAS ALFOMBRAS ROJAS EN COLOMBIA...

1 comentario:

Gracias por tu comentario!