Ir al contenido principal

Insta-shots y recomendados de marzo.

Voy a dividir este post en 2 para no agobiarlos con muchas fotos y para poder terminar mi spam de vacaciones esta semana. La primera mitad de marzo estuvo bastante tranquila en términos de viajes, pero excesivamente agitada en todos los demás aspectos; por mi salida a vacaciones la segunda mitad del mes, trabajé como demente intentando dejar todos los pendientes del mes listos pero no se logró, espero que abril sea el mes de ponerme al día en trabajo o en serio me voy a enloquecer. Y con mi cumpleaños y preparativos del Kararoke (no hay fotos, hubo snaps suficientes para avergonzarme a mí y a mis amigos por todo el mes), conciertos, festivales, eventos de moda y deportivos, apenas si tuve tiempo de terminar los preparativos del viaje y empacar.


Y, por supuesto, empaqué mis Air Max favoritos! Aunque estuve a varios miles de kilómetros de distancia (9.380,88 para ser específicos), el 26 de marzo me sumé desde Roma a la celebración mundial del Air Max Day, que conmemora la llegada del primera par de Nike Air Max, el modelo que cambiÓ para siempre la historia del calzado y de la moda deportiva volviendo visible lo invisible al incorporar la cámara en la suela, exponiendo el aire que amortiguaba las pisadas. Celebro el Air Max Day desde el 2014 y espero seguirlo celebrarlo muchos años más porque ya me siento parte de la familia Air Max Colombia, así que esperen muchos Air Max más en mi feed de Instagram!


Este año no hice post del Estéreo Picnic por acá porque hice una cacería de estilo especial para WGSN Insider (un encargo que me llena de honor y felicidad por la relevancia, credibilidad y alcance global de la plataforma); lo pueden leer acá in English y ver algunas de las imágenes capturadas por el lente mágico de Spoon (lo pueden compartir también para que me sigan encargando muchos contenidos latinos ;), sharing is caring!). Sobre mis outfits, ya les había adelantado por acá una de mis elecciones como invitada de Forever21 a descubrir su coleccion festivalera y, como lo había previsto, el clima fue el stylist final y, juntos, terminamos haciendo ajustes de último minuto. Al final llevé varias capas y sacos de backup y mis Dr. Martens que podrían ir a la guerra y volver perfectas. Arriba pueden ver los looks finales, menos festivaleros y más realistas porque, como lo manifiesto en el post de WGSN, ni somos una banda de hippies ni el Estéreo es Coachella; nuestras tendencias festivaleras terminan cediendo a las influencias del clima en un approach más lógico y realista que coronas de flores, faldas boho y hot-pants. Creo que aceptarlo va resultando en algo así como una nueva ola de Climate Musical Warriors que puede entenderse mejor en el post, entre capas plásticas y sombrillas.


Y entre tanto trabajo, conciertos, eventos y demás, tengo la dicha de vivir rodeada de amigas, mujeres y profesionales maravillosas que hacen la vida más divertida y agradable y se cuelan de vez en cuando en mis Insta-shots para recordarme que de eso se trata, no? ¡De hacernos la vida más fácil entre nosotras! Me cuesta entender por qué otras se empeñan en lo contrario, pero bueno, cada loco con su tema, por mi feed solo verán momentos y foticos #degentechévereyotrosdemonios ;)


Ya para terminar este post cortico porque es media entrega, mis recomendados rapiditos del mes: (1) ¡Moverse en Cabify! Con todo el drama reciente de Uber vrs la mafia de los taxistas en Bogotá y un gobierno aparentemente incompetente para regular el tema, les confieso que me siento muchísimo más tranquila y segura usando Cabify, un servicio que funciona por el momento solo como categoría corporativa pero más adelante se lanzará también para particulares; así que si son empresarios o freelancers pueden crearse como empresa y usarlo. Está 100% regulado y legalizado, la tarifa se calcula en kilómetros recorridos, no te cobran ni por tiempo ni por tráfico. Si quieren más info, escriban a info@cabify.com. ¡Gracias a Cabify pude llegar a tiempo a todo, Estéreo Picnic incluido y eso, en mí, es un logro enorme! (2) La colección primavera verano 2016 de Longchamp, presentada en Bogotá hace un par de semanas, inspirada en la energía, con una nueva línea de bolsos de cuero, Esperanza y un Le Pliage Héritage en Jacquard y color block. Vayan al Lonchamp de Andino y conózcanla ustedes mismos. (3) El restaurante Misia by Leo Espinosa de la 7ma con 67. Seguro ustedes también ya conocían el del Centro Internacional y han disfrutado el rescate de nuestros sabores típicos al mejor estilo de Leo; pues nada, yo no había ido al de la 7ma con 67, que me queda mucho más cerca, y amé. ¡Vayan y coman deli! (4) El restaurante From del catalán Ramón Freixa en el BOG Hotel (donde antes estaba La Leo); fui al lanzamiento de The New Gold Fragrance Collection, de Michael Kors y... gente, el flan de ese lugar le sacó lágrimas a mi compañera de cena. ¡BRUTAL! ¡Vayan, por el amor al flan!

Comentarios

  1. También me hago la misma pregunta, ¿por qué otr@s se empeñan en lo contrario?
    Siempre es un gusto leerte, un abrazo querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer y por compartir querido Kev. Pregunta complicada... gente amargada everywhere.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

Revoluciones en el armario: los jeans 501® y la mujer.

Este año, para la celebración del aniversario del 501®, Levi's® -una marca con la que tengo mucha historia-, me invitó a acompañarla a 3 ciudades (Cali, Medellín y Bogotá) a conversar sobre la evolución de los pantalones en el armario femenino, una construcción simbólica que trasciende la moda y atraviesa la política, la clase y, por supuesto, la desigualdad de género. Me gustó tanto el ejercicio que quiero compartirles acá el resultado (ultra resumido) de esa mirada histórica al impacto de los jeans 501® en la cultura y en la mujer durante los últimos 146 años. Como ya deben saber, el 501® fue en efecto el primer jean de la historia y este 20 de mayo cumple 146 años de haber sido creado pero -como suele pasar- el mismo objeto tardó un poco más en llegar al alcance de las mujeres... 61 años para ser exactas (cumplen 85 este año). Sin embargo -ni bobas que fuéramos-, las mujeres comenzamos a apropiarnos de esa prenda del armario masculino mucho antes de que nos lo quisiera