Ir al contenido principal

El poder del emoticón.

Cuánto tarda una tendencia global en tocar tierras colombianas? Bueno, eso depende, hay tendencias que tocan tierra casi de inmediato gracias a la conectividad que nos permite estar enterados de todo, en tiempo real, también hay casos excepcionales como la interpretación latina del escote Bardot, una adaptación de la tendencia off-the-shoulder que comenzó a vislumbrarse en el NYFW y que luego se volvió una tendencia en sí misma que rebotó en todo el mundo (y sigue rebotando hasta hoy), pero lo usual es que nuestro mercado adapte las tendencias globales con cierto rezago; hoy, por ejemplo, hablemos de esta que lleva un año dando lora por fuera y acá, apenas comienza a surfear la ola de la tendencia.


Se trata de emojis sobre todo; una tendencia de la que se viene hablando desde el 2014 en WGSN y que se confirma en marzo del año pasado. Para el consumidor final, sí, hay un retraso de 1 año, pero para las marcas, es apenas el tiempo justo para prepararse y desarrollar el tema, tendencia o colección y ofrecerlo en el momento justo (seguramente ahora, muchos van a replicar, cuando ya los pioneros, early adapters y trendsetters han pasado por ahí hace varias semanas y meses).


El tema de los emojis ha dado mucho de qué hablar, no solo en moda, también en marketing, publicidad y hasta en educación (a Emoji Dick, una versión de Moby Dick en emoji); los emojis lograron ser el esperanto de la sociedad millenial, un lenguaje que cualquier persona de nuestra generación puede entender, independiente de su idioma o procedencia. Pero en este post, como se podrán imaginar, nos enfocaremos en su aplicación en moda.

Aunque, realmente, esta es la suma de varias pequeñas tendencias, todas enmarcadas en una mucho mayor a la que WGSN llamó Soft Pop y se viene anunciando desde el 2014. En este punto, coincidieron varios comportamientos, liderados por una necesidad de expresión de una manera juguetona y divertida, así que se juntaron en el tiempo personalización y DIY + nostalgia noventera + parches y pines + emojis y voilá, tenemos ahora ropa plagada de emojis.


El uso de los parches y pines está ligado desde hace mucho -no solo en ámbitos oficiales- a la expresión de ideologías y construcción identidad, desde las sufragistas hasta el grunge; pero ahora, la costumbre es adaptada por la cultura popular con sus propios símbolos sociales y un tono lúdico que ha dado lugar a colecciones como la primavera verano 15 de Ashish, a que Edie Campbell lanzara su propia empresa de parches, Itchy Scratchy Patchy, a que Prada usara parches en pasarela e Inditex hiciera lo propio en la mayoría de sus marcas y, ahora, casi un año después, estos parches y prendas hiper-expresivas están comenzando poco a poco a llegar a nuestras vitrinas, armarios y calles...

Lo que consideró más interesante de todo esto será usar los parches y pines a modo de D.I.Y, y no uniformarnos con las prefabricadas que vienen todas iguales y, bueno, atentan contra el sentido real de los parches y los pines... no precisamente porque cada emoji venga con un fuerte y profundo significado, pero juntos, pueden dar una buena muestra de la expresión de nuestros tiempos... no es disparatado pensar que un unos años estos parches podrían exhibirse en museos como los pines de las sufragistas en la galería Saatchi (Londres)... así que, póngamonos manitas creativas!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

50 blogs colombianos y el top 15 según Alexa.com.

Desde que el fenómeno blogger comenzó a despuntar en Colombia (y a polemizar en el mundo), a quienes hacemos parte de él nos preguntan constantemente cuáles son los mejores, cuáles son los más leídos, y hasta cuáles son (:p). Por lo general respondo a lo primero, que es subjetivo, a lo segundo, que no tengo idea, y a lo tercero, casi siempre, los mismos nombres. Pues nada, hoy quiero afinar un poco las respuestas dos y tres con los mejor rankeados y muchas opciones para leer, porque para la primera pregunta mantengo mi respuesta inicial. Aclaro que no están incluidos portales de moda, ni blogs alojados en portales de moda (porque su ranking viene siendo el mismo del portal), ni de marcas, solo blogs independientes de MODA escritos por colombianos (viviendo o no en el país) o personas radicadas en Colombia. También sepan que el número que arroja Alexa varía constantemente, así que, si les interesa conocer su ranking, les recomiendo mirarlo con cierta frecuencia. También aclaro que