Ir al contenido principal

SOY; moda para SER.

Cuando anunciaron que Maria Luisa y Diego harían una colección juntos, la expectativa por el resultado se disparó; a medida que iban contándole a sus amigos cercanos, se iban filtrando cositas y el rumor era "que sería lo más bello de BFW"... Luego, ellos mismos, a través de la cuenta de Instagram que abrieron para este nuevo proyecto -que no se va a quedar solo en esta colección, va a seguir, va a crecer-, comenzaron a soltar datos que iban a ser esenciales para esta historia que nos conmovió -si no a todos- a la mayoría de asistentes a esta, la última pasarela del miércoles pasado en la Semana de la Moda de Bogotá.

Ph. Carlos Basto, The Spoon Photography.

A Maria Luisa la conocí cuando recién comenzaba a trabajar en esta industria; ella no sabe pero fue uno de esos angelitos que hizo que yo creyera en esto, que me apasionara por las historias, por el detrás de, por los hilos, los tejidos, las personas; una de las responsables, junto a Gloria García -el hada madrina de ambas- de que este blog exista y de que yo esté donde estoy en este cuento que llamamos moda, porque personas como ellas, ven más allá del tejido y hacen de la moda una herramienta para construir y ayudar. Quienes la conocen sabrán que ella es toda alma y corazón, quienes no la conocen, conózcanla, visítenla y déjense encantar. A Diego apenas lo conocí momentos antes de su pasarela, en el backstage, y la emoción con la que me iba presentando a cada una de las artesanas que hizo parte de SOY ya me dijo todo lo que necesitaba saber de él. Entonces imagínense qué podría salir de la unión de esas dos almas bellas? Pues efectivamente, la mejor puesta en escena y el mejor mensaje de esta Bogotá Fashion Week -posiblemente la mejor puesta en escena del año porque está difícil de superar-. Les cuento de qué se trató esta propuesta de colección que viene con su propio MANIFIESTO:

SOY se inspiró en María Alcira, una artesana que nos contó su historia en 3 actos: el 1er acto, en el campo y la casa con baldosas de flores de Ma. Alcira, con prendas inocentes, dulces y "blanquiazuladas". En el 2do acto, María Alcira es desplazada por la violencia y las prendas se oscurecen y se tornan rudas, negras, grises y blancas, dando fe del rigor el momento. El 3er acto trae un mensaje de esperanza, paz, luz y optimismo en vestidos con maxi estampados de flores en verdes, fucsias y azules. A lo largo de los 3 actos, la música, a cargo del MAESTRO don César López -incansable defensor de los derechos humanos, la vida y la reconciliación-, es esencial para conectar la historia y entender los saltos, los momentos de mayor tensión y los de calma; junto a César y su piano, estuvieron en escena el maestro Oriol Caro con su tiple y la maestra Sandra Parra con su violonchelo, interpretando piezas de César (de los discos Ícaro Alas de prueba), editadas especialmente para este momento. Durante la pasarela, estuvieron también en escena las artesanas y protagonistas de esta colección: Inés Montero y Fanny Paredes, tejedoras de palma toquilla de Sandoná (Nariño); Rosa Helena Jiménez, tejedora de cestería en caña de castilla o chin y artesana de manualidades con crin de caballo, de Tenza (Boyacá); Maria Elsy Guzmán y Adriana Gómez, del barrio Los Laches (Bogotá), maestras en la técnica cundiboyacense de tela sobre tela; Diana Ortegón, de Ciudad Bolívar (Bogotá), con sus orquídeas hechas con pepa de mango reciclada.











Highlights: además de todo lo mencionado ya, los abrigos cortados al láser, los chalecos y vestidos con grafías florales de tela sobre tela, los vestidos de redes, las orquídeas, los sombreros, los zapatos y la falda en malla con apliques de tela sobre tela (hechos por Maria Elsy y Adriana) que escogí para esta nota en El Tiempo; todo mi amor por esa falda.







Con esta iniciativa, Diego y Maria Luisa le apuestan a perpetuar y dar visualización y sostenibilidad al saber hacer artesanal dentro del sistema moda, un tema del que vamos a hablar más adelante en este blog y del que hay que hablar mucho pero concretar más! Este es un ejemplo maravilloso de la reivindicación, reconciliación, como quieran llamar a la unión necesaria entre moda y artesanía, moda y campo, moda y paz, pensado y ejecutado como una propuesta sincera y un homenaje a nuestros artesanos y campesinos. Creo firmemente que esta forma de narrativa en moda nos conecta a otro nivel con el diseñador y su propuesta; ya lo comentamos en el caso de Juan Pablo y ahora, con SOY, tenemos confirmación de una segunda entrega que seguro nos mantendrá enganchados con estas historias: el capítulo de Teresa, hija de María Alcira, a quien su mamá le enseñó a tejer. Hay tanto por aprenderle a SOY que en un próximo post les voy a compartir el Manifiesto completo! Gracias Diego y Mari por ponernos a creer.

Les dejo 3 de las piezas musicales que hicieron parte de esta puesta en escena: 3:17 a.m, Marzo, Memorias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

50 blogs colombianos y el top 15 según Alexa.com.

Desde que el fenómeno blogger comenzó a despuntar en Colombia (y a polemizar en el mundo), a quienes hacemos parte de él nos preguntan constantemente cuáles son los mejores, cuáles son los más leídos, y hasta cuáles son (:p). Por lo general respondo a lo primero, que es subjetivo, a lo segundo, que no tengo idea, y a lo tercero, casi siempre, los mismos nombres. Pues nada, hoy quiero afinar un poco las respuestas dos y tres con los mejor rankeados y muchas opciones para leer, porque para la primera pregunta mantengo mi respuesta inicial. Aclaro que no están incluidos portales de moda, ni blogs alojados en portales de moda (porque su ranking viene siendo el mismo del portal), ni de marcas, solo blogs independientes de MODA escritos por colombianos (viviendo o no en el país) o personas radicadas en Colombia. También sepan que el número que arroja Alexa varía constantemente, así que, si les interesa conocer su ranking, les recomiendo mirarlo con cierta frecuencia. También aclaro que