domingo, 31 de julio de 2016

Moda lenticular en Jorge Duque SS17.

Jorge Duque fue el encargado de inaugurar esta edición de Colombiamoda -tan atípica que tuvo hasta lluvia-, y lo hizo fiel a la mujer apasionada, poderosa y latina del mundo, reminiscente de gloriosas décadas pasadas pero indiscutiblemente contemporánea que vemos en sus propuestas. Hubo polémica por la innegable influencia de Alessandro Michele en el styling de unos 2 o 3 outfits... Yo les sugiero calmarse un poco porque ese recurso estilístico (maximalismo kitsch) ya lo están retomando muchos y esto va para largo y ancho (aplica para todo el tema Ortiz de ruffles, off-the shoulder) y no es la primera vez que Jorge y Gucci (y tantos otros) encuentran inspiración en los mismos referentes (Studio 54, Setentas, entre otros).


A la pasarela de Jorge Duque le jugaron un par de cosas en contra: el lugar, bien difícil de iluminar con lo largo del trayecto de las modelos y sí, el styling de ese par de looks que remitieron a Gucci; y aún así, fue una de mis colecciones favoritas, logró emocionarme. Soy seguidora del trabajo de Duque Vélez, de su experimentación juiciosa con materiales y de su capacidad de crear piezas que sorprenden y trascienden una pasarela, muchas temporadas y quedarse a vivir en la memoria fashionista de aficionados y conocedores y por eso me atrevo a decir que varios elementos de cada una de sus colecciones merecen estar exhibidos en un Museo (si es que tuviéramos uno de moda) para estudio de futuros diseñadores, como las prendas con lenticulares de esta colección.

Para quienes no estén familiarizados con el término, la impresión lenticular es una tecnología que utiliza un plástico lenticular para producir imágenes con hologramas, ilusión de profundidad, movimiento y 3D, permitiendo que las piezas cambien de color o estampado con el movimiento o según el ángulo del observador. Además de impresión lenticular, Jorge utilizó resinas de cáscaras de huevo para los arneses de sujeción en sus vestidos de novia, encargados de cerrar la pasarela; el uso de este material noble y puro, además de satisfacer la curiosidad creativa del diseñador, traza un paralelo con la fertilidad y fecundidad bien interesante. Tuve oportunidad de ver las piezas separadas antes de salir del taller de Bogotá y reitero lo dicho: merecen ser referente para futuras generaciones.

El panorama general fue de riqueza ecléctica (desde la música hasta el material) e individualismo extremo en looks excéntricos y de delicada feminidad, con yuxtaposición de referentes setenteros, psicodélicos, punk e indie, narrando varias historias en simultáneo: la de la chica gaucha, el romance victoriano, un capítulo militar y la rebeldía psicodélica. Un gran trabajo, resultado de meses de exploración y desarrollo, que se confirman en la factura, en los materiales, en construcciones perfectas y en esa mujer latina del mundo que tanto inspira a Jorge. Más allá de la pasarela y el styling, una gran colección y un trabajo de ovacionar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!