domingo, 28 de agosto de 2016

De lo ancestral a lo colectivo: Andrés Pajón y Lia Samantha.

Hablemos de tendencias destacadas en la pasada Colombiamoda; por primera vez hicimos el ejercicio de señalar pasarelas y tendencias desde el equipo de Colombia para WGSN y debo decirles que fue muy difícil encontrar patrones en esta edición, quizás por la mezcla inusual de la parrilla este año... Pero una de las más evidentes, que no es nueva pero cada vez cobra más relevancia en la escena local (en el mundo, la tendencia ya nos lleva ventaja) es la incorporación de técnicas artesanales y la exaltación de nuestra herencia cultural y, en esto, dos diseñadores se destacaron por pasarelas completas dedicadas o construidas sobre esta temática: Andrés Pajón y Lia Samantha.


Andrés Pajón una vez más celebró la figura de la mujer latina pero esta vez incorporó elementos del imaginario indígena de las comunidades Embera y Kuna en sus estampados y patrones. Ya desde el 2015, Pajón exploraba la historia de Antioquia, desde su riqueza natural y la tradición de sus siluetas; para esta colección primavera verano 2017, la exploración se inclinó hacia el valor artesanal y cultural del trabajo a mano, expresado en técnicas como macramé e influencias tribales y folclóricas en carta de color y grafías, aplicadas a los clásicos Pajón. Cortes sirena e imperio, rojos, amarillos, blancos, nudes y negros, foco en hombros, espaldas y cinturas acentuadas, capas y pantalones de bota amplia, destacando el trabajo de un colectivo de diseñadores y marcas invitadas que fueron igual de protagónicas: las joyas de La Libertad, el macramé de Oropéndola y los bolsos de Natalia Melguizo.




Por su parte, Lia Samantha encontró la inspiración para esta colección en las culturas ancestrales del mundo; su primavera verano 17 también se tiñe de negro, blanco, rojo y amarillo, con acentos que amplían la carta a verdes, naranjas, tonos tierra. azules, fucsias, rosas, magentas y dorados. Una colección dedicada al amor, a la música y a enaltecer la herencia cultural que permanece viva en el vestir. Telas africanas, bordados, tela sobre tela y tejidos vegetales como la damagua y el cabecinegro, característicos de la costa pacífica colombiana, se fusionaron con referentes multiculturales y con los aportes de otro colectivo de diseñadores y artesanos (el diseñador Byron Rentería, las artesanas Ana Rosa Rivas y Yarianni Asprila, los accesorios de Victoria Gómez, calzado de Jonaris Mosquera y Majo Valero, la filigrana de Jaime Castillo, y bordados de Vicky Coral) para dar vida a "Te amo tanto", nombre de la colección y del sencillo que aprovechó para lanzar en pasarela Lia, que también canta, con su banda de reggae Voodoo SoulJah’s.





Dos propuestas diferentes que se nutren de la historia artesana de nuestras culturas y etnias y del trabajo de colectivos creativos que aportan y le apuestan, desde diferentes disciplinas, a un mismo norte, a llevar la artesanía local a la tendencia global, un rubro que teníamos pendiente por saldar pero en el que al parecer, ya nos vamos poniendo al día.

Termino este post con una cita de Lia, con la que me conecto en muchos niveles: “El tejido es uno de los rasgos que comparten nuestros ancestros africanos e indígenas. La importancia del tejido, radica en que el ser humano por naturaleza teje, hila, se comunica, ata cabos y abraza para volver al origen. El tejido nos recuerda que estamos conectados neuronalmente, unidos, cosidos, tejidos, enlazados con todos los seres y el universo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!