viernes, 28 de octubre de 2016

De la moda y el performance...

El perfecto preámbulo a la semana de arte de Bogotá lo ofreció Kika Vargas en BCapital, saliéndose del esquema tradicional del desfile de moda y reuniendo todos los elementos de la práctica artística del performance con la complicidad de la directora de teatro, Laura Villegas y el trabajo de dirección general y escenografía del equipo 3cero2 en "A Tempo; escultura en cuatro movimientos". No es nuevo pensar en el arte y la moda como disciplinas complementarias, pero no es lo usual en la práctica, así que todavía emociona y sorprende ver prendas de vestir presentadas como obras de arte usables, reforzando por todos los sentidos el concepto detrás del diseño y la colección.


Este ejercicio de ejecutar una pasarela con teatralidad ya lo hemos visto antes y tenemos referentes globales frescos y memorables como la colección primavera verano 99 de Alexander McQueenMaison Martin Margiela para H&M en el 2012Viktor & Rolf Alta Costura, otoño invierno 13/14, y Kenzo otoño invierno 14/15 ft. David Lynch; ahora, podemos sumar uno local.

Esta unión de sensibilidades resultó en un viaje por las cuatro estaciones, una experiencia oriental, un tema recurrente en Kika, con el origami presente en los plisados, pero ahora en tejidos mucho más livianos de los que acostumbra usar la diseñadora; las transparencias también fueron novedad, así como modelos actuando y actrices bailando. Música, baile, teatro y moda que nos permitieron ver y sentir el vestuario cobrando vida, en lugar de simplemente colgando de un bello gancho y fue bello saber que esto pasa en Bogotá, que la moda puede entenderse conceptual y culta, después de cargar con todos los posibles adjetivos contrarios. Y es que la moda es performance, es la suma de actitudes, contextos y elementos que van mucho más allá de un trozo de tela y habilitan un canal de comunicación alterno, capaz de transformar, de dar vida a egos y alteregos, en fin... esperemos muchas más expresiones de moda como esta, de moda sin obviedad, en Colombia. Desafortunadamente no encuentro un video para compartirles, así que les dejo imágenes que, aunque muchas, se quedan cortas para contar la historia completa.





























Fotos cortesía de Cámara Lúcida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!