Ir al contenido principal

Tendencias del 2016 recicladas para la noche de fin de año

No soy de las que se sobreactúa con el look de navidad o fin de año (debe ser porque las celebraciones son familiares y hogareñas), por lo general termino tomando algo de mi armario para estas celebraciones e improviso en la marcha pero, por supuesto, busco algo especial para despedir el año que termina y recibir el que comienza, como dicen las tías, R E G I A. Pues bien, aparentemente a diferencia a todo lo demás, en materia de moda el 2016 fue un año bastante prolífico y nos dejó material de tendencias suficiente para reciclar prendas del armario sin necesidad de salir a comprar un look digno de Año Nuevo. Les dejo algunas pistas, ideas e inspiración y de paso, repasamos algunas de las tendencias más taquilleras del año que dejamos atrás pero que no se irán con él, de hecho nos estarán acompañando por lo menos un par de meses más...


Metalizados. Los tonos metálicos vienen en crescendo desde que terminó la primavera verano y alcanzan su máximo esplendor en la temporada de fiesta O/I 16/17, así que es bien probable que tengamos o un vestido, o una falda plisada o una prenda superior en dorado, plata o bronce (si hay lentejuela, mejor aún), que podremos combinar fácilmente con cualquier neutro (negro, blanco, gris, tonos arena, beige, nude, etc), accesorios, taconazos y listas!


Vestidos lenceros. Los noventa invadieron nuestros armarios por todos los flancos y el slip dress o vestidito lencero fue uno de los must-haves más versátiles de la tendencia. Si cayeron en la tentación de comprarse uno o revivieron un clásico olvidado en sus guardarropas, ya tienen su outfit perfecto para Año Nuevo, solo jueguen un poco con el styling, pueden usar una camiseta blanca por debajo para un look más fresco y juvenil o un saco de cuello alto y manga larga (climas fríos, claramente) para algo más sofisticado; botines o tacones, una gargantilla para reforzar el noventerismo y ya está!


Culottes. Otro vestigio de la primavera verano que re-usaremos muy pronto y que también funcionará divinamente para la celebración en cuestión; en ciudades frías, un sweater tejido, blusa o camisa formal en seda o satín para clima caliente, stilettos o sandalias, aretes protagónicos y ahí tienen otra alternativa preciosa, sin complicarse, para su festejo.


Something velvet. Otro comeback del pasado que no dejamos ir y este otoño invierno protagonizó pasarelas, colecciones y street-style fue el terciopelo, en todas sus formas menos "sutil". Vimos, nos antojamos y tuvimos (de nuevo, compradas por tendencia o rescatadas del armario de nuestras madres, tías y abuelas)vestidos, enterizos, blusas y pantalones aterciopelados en tonos atardecer (rojos, naranjas, amarillos y rosas), verdes y azules y no hay se me ocurre mejor ocasión de uso para dejarlas brillar que una celebración nocturna, así que... a sacar el terciopelo en fin de año! Complementen con taconazos, chokers y pelo con ondas amplias para un look todavía más retro.



Espero que les hayan sido útiles estas ideas pero si quieren más inspiración les dejo mis tableros de Pinterest de outfits para ocasiones especiales y plisados y, para terminar voy a parafrasear a mi amiga querida y sabia Laura Agudelo (La pesada de moda): el dress-code más importante es PONERNOS FELICES! Listas para gritar FELIZ AÑO?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá