Ir al contenido principal

Que cante mi gente...

Pensaba hacer este post all about that bag pero, debido a la inesperada acogida que tuvo la camiseta, voy a contar la corta anécdota de esa compra ;p (perdón Alessandro, Fania mata bolso). 



El viernes pasado, mi novio me invitó a un concierto del Festival Centro, un festival de música bien diferente a los masivos y mediáticos que se realizan en el país, como ellos mismos se describen "transcultural e intercultural", de nuevas músicas independientes latinoamericanas, "latentes en las memorias de varias generaciones, de las músicas que viven en las márgenes del país invisible, del país remoto y del país urbano: del país que vive en el centro de Bogotá, que es el centro simbólico del Centro de Colombia". 

Pues nada, ya había ido en ediciones anteriores al festival a ver a Andrés Correa (soy fan fan faaaaaaan), así que fui, parche musical medio hippie experimental, normal -cuando tienes un novio cantautor-. Esta vez fuimos a ver a Las Añez, un par de gemelas que hace música muy extraña y bellísima, con una puesta en escena siempre diferente e interesante. Y no sé si sería el jet-lag que arrastraba del día anterior, pero cuando empiezo a escuchar una canción SOBRE UN TOMATE, me sentí en el plan más hippie de la historia (que sé que no es hippie literalmente pero es lo más cerca del hippismo en mi imaginario personal), como cuando estaba en bachillerato y dos amigas Marta y Margarita me llevaban a escuchar a Julián Rodríguez a la Casa de las Palabras; creo que la canción era muy evolucionada para mí y no la entendí, pero reviví muchos momentos de esa adolescencia en Cali, con el sancocho de influencias musicales y culturales que tuve la dicha de crecer y cuando terminó el concierto, me encuentro con un stand de camisetas musicales que encajaban perfectamente en la banda sonora de ese recuerdo; Discos Fuentes, Sonolux, Pastor López y La Fania, entre otras maravillas musicales del pasado que ahora no recuerdo, fabricadas por Copy Records. La que me enamoró fue esta, de La Fania, ya no quedaba en mi talla pero me importó poco y me la llevé "oversized" ;p. Me la puse al día siguiente y me trasladé de inmediato a mi Cali bella salsera, a mi niñez y adolescencia, a las camisetas que se ponían mis tíos, en fin. Fue una bella casualidad de esas que amo atesorar en mi armario. Les dejo foticos del look completo.







Comentarios

  1. Siempre, siempre te leo. Lindo post.

    ResponderEliminar
  2. Amo! es muy tú! que tal la dulzura con la que lo cuentas! abrazos Ita, como siempre, reporto sintonía :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

50 blogs colombianos y el top 15 según Alexa.com.

Desde que el fenómeno blogger comenzó a despuntar en Colombia (y a polemizar en el mundo), a quienes hacemos parte de él nos preguntan constantemente cuáles son los mejores, cuáles son los más leídos, y hasta cuáles son (:p). Por lo general respondo a lo primero, que es subjetivo, a lo segundo, que no tengo idea, y a lo tercero, casi siempre, los mismos nombres. Pues nada, hoy quiero afinar un poco las respuestas dos y tres con los mejor rankeados y muchas opciones para leer, porque para la primera pregunta mantengo mi respuesta inicial. Aclaro que no están incluidos portales de moda, ni blogs alojados en portales de moda (porque su ranking viene siendo el mismo del portal), ni de marcas, solo blogs independientes de MODA escritos por colombianos (viviendo o no en el país) o personas radicadas en Colombia. También sepan que el número que arroja Alexa varía constantemente, así que, si les interesa conocer su ranking, les recomiendo mirarlo con cierta frecuencia. También aclaro que