viernes, 27 de enero de 2017

Tips para una dieta exitosa.

Seguramente muchos de ustedes se propusieron bajar de peso o hacer dieta el 31 de diciembre del 2016 o, simplemente, ajuiciarse y cerrar la boca después de las fiestas, viajes y excesos de fin de año, para volver al peso normal. Pues bien, hoy les tengo 5 consejos a prueba de todo, colmados de SABIDURÍA MILENARIA, para que puedan cumplir con esos objetivos sin caer en tentaciones. Ahí les van:


1. No tengan amigos. Los amigos son el enemigo natural de la dieta y lo peor de todo es que si no están cumpliendo años, graduándose, casándose o reproduciéndose, se inventan cualquier motivo para reunirse, celebrar y hacernos comer HARINAS y tomar ALCOHOL! LO PEOR!

2. Tampoco tengan novio. Los novios engordan, está en la biblia!!! Las salidas a comer, las idas a cine, el plan de cocinar juntos o quedarse en casa y pedir pizza, todo eso está muy mal, gente, así no se puede mantener ninguna dieta. Es mucho mejor ser soltero y tener pleno control sobre las calorías que ingerimos en nuestra soledad.

3. No visiten a su familia. Las mamás y las abuelas son un peligro calórico!!! Solo es llegar de visita y automáticamente te comienzan a alimentar como si llevaras años sin comer. Y si tienen una familia grande, unida y caleña como la mía, ya perdieron porque cada tía/tío llega de visita con empanadas o pandebono recién hecho.

4. Tengan trabajos aburridos, de esos de cubículo, que nunca salen, sin más eventos que la fiesta de fin de año de la empresa! Porque esos trabajitos con componente social siempre implican almuerzos, desayunos, cocteles y HASTA BRUNCHS ENTRE SEMANA! No, no se puede, definitivamente es mejor trabajar en algo bien sistemático y llevar siempre la comida para no pecar jamás! Recuerden que el hábito lo es TODO y nada forja el hábito como la RUTINA! 

5. Y ni se les ocurra viajar! Comida desconocida, otros sabores, otras preparaciones, HORROR! Además de exponerse a bacterias extrañas, se exponen a conocer la cultura de otro lugar a través de sus calorías y qué peligro. Mejor quedarse en casita y no engordar, verdad?

Espero que les hayan servido mis consejos, se los comparto por experiencia propia, porque las dietas y yo, por cada uno de esos 5 puntos (y con el agravante de que amo comer y tomarme unos coctelillos) no duramos más de una semana; y no voy a negar que a veces me alcanza el remordimiento (cuando la balanza me pasa cuenta de cobro) pero luego recuerdo todos esos impedimentos y obstáculos maravillosos que la vida pone entre la dieta y yo y se me pasa rapidito :p

1 comentario:

Gracias por tu comentario!