lunes, 10 de abril de 2017

¡The staycation guide!

Si están igual que yo, ansiosos por los festivos de Semana Santa pero no por empacar, viajar, pasear, volver más cansados y desempacar, sino por quedarse en casa, no hacer nada y descansar, pero descansar de verdad, esta guía es para ustedes!


Hasta hace poco seguía buscando plan para salir de Bogotá, pero de solo ver mi agenda de las semanitas que vienen (Bogotá Fashion Week y Santa Marta a finales de abril, Cartagena, Lima y Barranquilla en mayo, nuevo Seminario de Comunicación de Moda en junio, entre otros proyectos), decidí -por mi salud mental- que un poquito de construcción contemplativa, serenidad, calma y Netflix no me vendrían nada mal, así que STAYCATION IT IS!

Justamente la semana pasada, en una conferencia de tendencias de marketing y consumidor que dicté, hablamos sobre los beneficios de estar a solas, del silencio y de la ausencia de distracciones, como un nuevo lujo en esta sociedad nuestra tan acelerada, ruidosa y atiborrada de distractores. Y es que cada vez es más difícil sacar tiempo para nosotros o para no hacer nada (esta obsesión por ser súper mujeres, súper humanos, súper productivos prácticamente nos lo prohibe); entre nuestros trabajos, nuestras pasiones y esa necesidad de de hacer y vivirlo todo, nos vamos encontrando sin tiempo y sin energía. Así que este es mi plan de 5 pasos para pasar al menos 4 días desconectada de los afanes, del estrés, de la gente y dedicada solo a mí y a mis pequeños y culposos placeres y lo comparto para quienes crean que no tienen plan para Semana Santa y realmente tienen entre sus manos uno de los mayores lujos: tiempo para hacer nada!


1. No puedo con una película más sobre Moisés, la vida de Jesús ni nada que se le parezca (enough is enough), así que Netflix es mi salvación. Mi obsesión del momento es 13 reasons why, la serie basada en el libro homónimo de Jay Asher sobre el suicidio de una adolescente y las razones que lo motivaron, incluyendo el bullying, el slut shaming, el acoso, entre otras; voy casi por la mitad y no solo la recomiendo a ojo cerrado, creo que todos deberíamos verla y ser concientes del efecto que puede tener un comentario, una burla, una "broma" en los demás, ser concientes de diferentes tipos de acoso y de comportamientos offline y online que vamos normalizando y pueden llegar a ser fatales.

2. Haré un postre. Pocas cosas en la vida me desestresan tanto como hacer postres y creo que hace muchos años no hago uno realmente bien hecho, from scratch; era uno de mis planes favoritos de niña con mi madrina (porque mi mamá para la cocina igual o más negada que yo), en casa de mi abuela, así que vamos a ver de cuál me acuerdo y qué resulta (seguro lo comparto en insta-stories). Necesito sentir que puedo crear algo con mis manos, no tengo idea por qué pero me hace falta.

3. Cremitas y mascarillas! Cada vez más uso productos multifuncionales que reduzcan el tiempo de mis rutinas de belleza, así que aprovecharé para hacer esas mascarillas caseras de huevo y aguacate, avena y miel que comparten mis amigas expertas en belleza, y para ponerme todos los tratamientos en el pelo que tengo  Hace poco les dejé un post especial con opciones detox y mascarillas para el pelo. Clic aquí para verlo!

4. ¡Limpieza de armario! Nuevamente, no me cabe la ropa y tengo pendiente sacar muchas cosas que ya no uso y llevar otras a arreglar. Si se animan a hacer lo mismo y quieren donar lo que salga de su armario en buen estado, les sugiero hacerlo a los damnificados de Mocoa; hay puntos en cada ciudad que aún están recibiendo donaciones (si no los conocen, escríbanme en qué ciudad se encuentran).

5. Y si me animo a salir de casa, tale as old as time... porque creo que ver muebles hablando y a la loza lavándose sola es justo lo que necesito para desconectar hasta la última neurona de todo lo que tengo pendiente por hacer!


Y eso será TODO lo que haré! Si me queda tiempo leeré alguno de los libros que tengo pendientes, ojearé las revistas que no he podido ni abrir e iré a una o dos exhibiciones que no he visitado y quiero; pero nada más, no voy a hacer ejercicio y no voy a hacer dieta, quiero dedicar toda mi energía a NO hacer nada y a hacer cocooning para volver a ser un ser productivo para la sociedad, a partir del próximo lunes. No hacer nada de vez en cuando está bien, de hecho está muy bien, hay que parar de querer ser wonder woman todo el tiempo! Me lo merezco, me lo permito y no necesito su aprobación ;p. 

1 comentario:

Gracias por tu comentario!