lunes, 19 de junio de 2017

Un fin de semana en el Hyatt Cartagena

El mes pasado volví a Cartagena, esta vez por invitación del Hyatt Regency a conocer el hotel que inauguraron el pasado diciembre en La Fantástica (el primero de esta cadena en Colombia); como siempre, tenía pendiente contarles por acá un poquito de esa estadía y algunas imágenes que no compartí en Instagram, así que aprovecho entre aeropuertos y aviones de otra experiencia que les compartiré más adelante, para desatrasarme.


El hotel está en el sector de Bocagrande, por fuera pero muy cerca de la ciudad amurallada, ubicación que le permite ofrecer vistas preciosas desde todas las habitaciones (a la bahía, a la Cartagena contemporánea y al mar). Mi habitación, una suite, tenía la mejor vista al mar que se alcancen a imaginar y la mejor luz natural por el tamaño de sus ventanas (no sé ustedes pero yo amo eso en un hotel); eso, sumado a una comida deliciosa y cocteles increíbles, piscinas también con una vista perfecta (al mar, a la bahía y a la ciudad vieja)- y un spa brutal, podrían resumir los highlights de mi estadía en el Hyatt... pero mejor se los voy a dejar con itinerario completo, por si deciden quedarse en el Hyatt en alguna de sus próximas estadías. Ahí les va:

Wake up and smell the coffee! 
Antes de arrancar el día, un cafecito en la habitación, disfrutando esa vista azulada infinita. Luego sí, desayuno en el restaurante Kokaú (piso 11). ¡Imperdibles las arepas de huevo!

Mañana de relajación.
Un masaje de reflexología en los pies, al lado de la piscina y quedan listos para nadar un rato y recorrer la ciudad antigua en la tarde o un masaje corporal más largo en Aqoral Spa (piso 15) y se renuevan por completo. Después del masaje, piscina y cocteles en Kokaú bar, al lado de la piscina. ¡Recomendísimo el Gin Tonic!

Food and drinks!
Almuerzo en Amacagua Grill (piso 12). Los ceviches son buenísimos y la langosta es una de las mejores que me he comido, pruébenla y me cuentan cómo les va. En la ciudad vieja no pueden dejar de comerse un postrecito en Mila, pasar por St Dom y por Maaji si necesitan comprar ropa y comer en Carmen o La Perla (mis favoritos). De regreso al hotel, si alcanzan, vean el atardecer desde la piscina del piso 14, luego tómense un coctel Macondo en Kokaú Bar (lleva mermelada de piña con cardamomo, zumo de limón, ginebra y mariposas amarillas de piña deshidratada), mi favorito de la carta y créanme, los probé todos. Después de eso, duermen como bebés.

Les dejo foticos de mi estadía y si necesitan más info sobre el hotel, pueden encontrarla en hyattregencycartagena.com.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!