domingo, 24 de septiembre de 2017

Andrés Otálora primavera verano 18: expedición futuro y pasado.

En junio de este año visité el taller de Andrés Otálora y supe que su pasarela en esta nueva edición del Cali Exposhow podría realizarse en el Museo La Tertulia; como buena caleña y millennial nostálgica que soy, me emocioné solo de imaginarme el encanto y la majestuosidad de este ícono arquitectónico y cultural de mi ciudad, enmarcando la colección de uno de los primeros nombres con que relacioné la moda en mi adolescencia. Me lo saboreaba desde junio, así que la noche del jueves pasado, cuando ocupé mi lugar en la primera fila de las dispuestas alrededor de la doble fachada del edificio principal del museo, inspirado en el Palazzo della Civiltà Italiana, fui feliz de ver materializada una muy buena colección, alineada con la temporada que se presentaba y conectada con la historia de la marca, y fui muy muy feliz de ver tan bien lucido este imponente escenario de mi Cali bella.


Y ese guiño al pasado con la locación no fue el único en esta colección, que retoma los archivos y la memoria de la marca (donde yace realmente su valor) para imaginar el futuro, avanzando con continuidad. Andrés vuelve a su viajera, esta vez con prendas que remiten a lugares desérticos y rocosos, con más estructura, superficies deshidratadas (porosas y rugosas como el tul) y menos color, calidez y erosión que se balancea al encuentro de siluetas más sueltas con naturaleza herbal y la sensación futurista del brillo líquido, pasando en un par de cambios de Versalles a un paisaje arqueológico sacado de cualquier película de Indiana Jones o tal vez, de algún escenario posapocalíptico. Hay detalles manuales con una dirección de estilo actual y realista, maximalismo rústico, un lujo simple, foco en la forma, textura y proporciones, pocos detalles pero muy bien ejecutados. Las prendas de ocasión (faldas y vestidos) se refrescan con básicos y un enfoque Hi-Lo.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Recapitulemos...

Nuevamente –creo que esta de las disculpas y los regresos podría ser ya una sección fija del blog-, perdón por el abandono; han sido meses de muchísimo trabajo porque, contrario a lo que podría pensarse, la crisis del sector tiene a muchas empresas poniéndose las pilas en temas de estrategia, diseño y tendencias y ahí es donde entramos nosotros (desafortunadamente muchos esperan hasta el último minuto para entender que de las crisis nadie sale por ósmosis y que la competitividad, en este momento, no puede reducirse a costos), así que el poco tiempo libre que he tenido lo he dedicado a descansar y a  disfrutarlo.


Pero antes de retomar con lo que viene (Cali Exposhow y BCapital), retomemos donde nos quedamos: Colombiamoda. Si bien ya cubrimos lo más importante en el Live de Instagram que hicimos después de la feria, vale la pena recapitular y complementar algunas ideas –más ordenaditas- para masticar un poquito más (que ya pasó la feria pero no la crisis).