domingo, 28 de enero de 2018

El nuevo Power dressing en los Grammy.

En el post pasado anticipamos una temporada de premios y alfombras rojas diferente y contestataria, que responde claramente al espíritu de nuestros tiempos (si no lo leyeron, pueden empezar este por ahí) y esta noche, con la entrega de los Grammy, tuvimos un segundo momento de ese activismo de alfombra roja, esta vez con rosas blancas en lugar de trajes negros, como señal de solidaridad con el movimiento #Time'sUp, que rechaza cualquier forma de desigualdad, acoso y abuso. Pero este post no será sobre ese activismo...


Lo cierto es que hoy me había comprometido en hacer un post de inspiración para looks de oficina, pero cómo no hablar de algo tan poderoso como esto que pasó primero en los Golden Globes y ahora en los Grammy, del Power Dressing que eligieron esta vez Anna Kendrick, Eve y Janelle Monae con su estilo inconfundible y un mensaje para poner de salvapantallas, y de Lord, que prefirió adherir un texto de Jenny Holzer a su vestido rojo, si no hay nada más inspirador para salir a trabajar mañana que esto. Mañana les prometo otro post de inspiración para looks de oficina, hoy repasemos esto.

"We come in peace, but we mean business. To those who would dare try to silence us, we offer two words: Time's Up" - Janelle Monae

Janelle en Dolce & Gabbana, formal y fiel al estilo masculino al que nos tiene acostumbrados pero en un modo más floral; Eve y Anna, inclinándose hacia un Power Dressing más sexy y liberado, combinando el traje sartorial con transparencia, encaje o, sencillamente con piel, sin blusa ni camisa debajo. Eve lució un conjunto a rayas metalizadas de Naeem Khan y nada bajo el blazer; Anna usó traje Balmain con pantalones culotte, top de encaje de La Perla y zapatos rosa Casadei. Todas ellas, lograron canalizar el power dressing de los 80s y reforzar la importancia del blazer y el traje masculino en el armario de la mujer actual; pero la interpretación de Eve y Anna es la que les quiero dejarles a modo de inspiración para sus outfits, un discurso de power dressing más libre, acorde a nuestros tiempos, lejos del power dressing conservador que pretendía de cierta forma neutralizar la sensualidad femenina en aras de un look más profesional y serio: creo que en este punto ya podemos hablar de una nueva mujer de negocios sin miedo a "mostrar de más" o a ser percibida como menos profesional por su grado de sensualidad; si no es así, todos estos movimientos, esta nueva revolución y cuarta ola de feminismo no nos han enseñado nada.


Les dejo un par de ideas más, ya no de los Grammys pero siguiendo la misma línea de tendencia, para que, como siempre, tomen e interpreten a su gusto; con bralette, body, encaje o camisa, blusa de seda o saco cuello de tortuga, el power dressing es la tendencia de momento y si el traje es coordinado en estampado o monocromático, ya tienen el 90% del look (aprovechen las rebajas para encontrar el suyo) ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!