Ir al contenido principal

Call to REACTION.

La semana pasada todos nos escandalizamos tras conocer la realidad de los centros de detención de inmigrantes en la frontera sur de Estados Unidos; niños separados de sus familias y puestos en jaulas, en condiciones inhumanas (como si no fuera suficientemente inhumano separarlos de sus padres) como resultado de la política de tolerancia cero del derechista que se hizo elegir satanizando a los inmigrantes y prometiendo mantenerlos a raya, construir un muro, etc, etc. Así que a sus electores no les debería horrorizar, porque esto viene siendo el subtexto de lo que prometió en campaña (gran momento para hablar de accountability)... al resto de la humanidad, sí, nos horrorizó hasta el tuétano y gracias a la presión internacional, Trump tuvo que firmar un decreto para terminar esa política de separación. Pero la indignación no acabó ahí ni va a acabar pronto; este sábado se realizarán varias marchas y manifestaciones en contra de la política de inmigración de Trump y  reunir a esas aprox 2000 familias no va a ser tan fácil. Y no terminábamos de digerir este episodio de crueldad y absoluta falta de empatía cuando vimos la imagen de Melania Trump subiendo al avión que la llevaba a visitar los centros de detención en Texas usando una chaqueta con la frase I REALLY DON´T CARE, DO U? estampada en la espalda...


Ay Melania... Las reacciones no se hicieron esperar y las versiones tampoco: descuido de sus aserores o mensaje encriptado contra su marido? De cualquier forma, 1. cuando sos la primera dama de los Estados Unidos cualquier trapo que te pongás se convierte en una valla gigante y la gente te está leyendo y 2. ese no es el punto de este post. El punto de este post son las acciones concretas como reacción a esa decisión, voluntaria o inconsciente, de vestuario.

Una de las primeras acciones vino de Parker Molloy, escritora de UPwOrthy, que creó la página Ireallydocare.com, reuniendo en un mismo lugar a 14 asociaciones de apoyo a inmigrantes para quienes quieran realizar algún aporte y eso de inmediato me recordó a Designforprogress.com, una plataforma que crearon los editores de Sight Unseen justo después de que en USA ganara TRUMP, con el objetivo de recaudar fondos para proteger los asuntos que necesitarían más apoyo bajo dicho gobierno (equidad racial, cambio climático, derechos LGBTI, inmigración  feminismo, etc).


Luego vino el "remake" de la chaqueta por cuenta de la marca Wildfang, con el texto corregido I REALLY CARE, DON´T U?, que se agotó en cuestión de horas, para manifestar su apoyo a los inmigrantes. El 100% de las ganancias de esta chaqueta será (o ya fue) destinado a la ONG Raíces, (Centro de Refugiados e Inmigrantes para la Educación y Servicios Jurídico). La marca Pop Metropolis, hizo su propia camiseta “I really do care, do u?” y donará el 25% de sus ventas a RAICES y otro 25% a otra fundación. Varios ilustradores también se sumaron;  Justin Teodoro con su ilustración #WeShouldAllCare y Melsy's illustrations con I really do care, do U? donarán las ganancias procedentes de dichas ilustraciones también a RAICES para ayudar a reunir a las familias de inmigrantes separadas por cuenta de la política de tolerancia cero de Trump.

Sobre eso era este post, sobre el llamado a actuar, a intentar mitigar y reparar un poquito lo dañado que está todo esto, ya que el daño está hecho, pensar en un bien mayor, desde el diseño, desde la empatía como viene diciendo WGSN desde el año pasado. Que estas formas de canalizar la sensación de rabia y urgencia de hacer algo que ayude, algo que pueda afectar de alguna forma positiva, sean nuestro call to REaction para unirnos en torno a esas causas y poblaciones vulnerables que más apoyo necesiten bajo el próximo gobierno y que el privilegio no nos nuble la empatía a la hora de votar (incluso desde ya, que el ala extrema no se hizo esperar y ya está amenazando y comenzando a cobrar víctimas)... :/

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Entradas populares de este blog

Consultorio de estilo: ¿cómo combinar un pantalón mostaza?

Hoy comienzo una nueva sección en el blog: las lectoras preguntan y, por supuesto, yo intento responder ;). Tenía ganas de hacerlo hace rato pero el tiempo estaba escaso... Este mes creo que ya los eventos y los viajes por fin paran un poco, y las empresas con las que trabajo bajan el ritmo también, así que tengo nuevamente algo de tiempo!!! Pues bien, volviendo a nuestra nueva sección (porque es de ustedes y mía), ya varias lectoras y lectores (me siento como Maduro diciendo eso) me han escrito pidiendo algunos consejos puntuales de moda y styling. Algunos son demasiado específicos y no creo que funcionen para un post genérico, pero hay varios, como el de hoy, que creo les pueden servir a muchas (y muchos #Madurostyle).

MODA, AISLAMIENTO Y LA FALACIA DEL “PARA UNA MISMA”.

Hizo falta una pandemia para que yo volviera a escribir sobre moda. Honestamente, pensé que nunca más iba a volver a hacerlo, al menos no en este espacio, pero aquí estoy, después de casi un año de haberlo dejado y dado este capítulo por cerrado, en gran parte porque soy piscis y no cierro nada. Y supongo también que, como con cualquier vicio, reincidir es parte del proceso de abandonar. Si bien hace más de un año dejé de trabajar en esta industria, más de una década viviendo en ella y de ella no se desprenden fácilmente, no del todo. Esos 12 o 13 años, ya ni sé, dejaron secuela en mi vida, en mi armario, en mi biblioteca, en mi hoja de vida, en mi trasegar, en la bio del libro que debía haber salido a finales de abril pero aún no se desconfina y, por supuesto, en mi persona.  Cuando comenzó todo era imposible no notar y comentar los cambios, los primeros, los evidentes y como siempre, la moda fue una de las primeras expresiones culturales en dar cuenta del momento histórico que empezá

New York y Andy Warhol in MY CALVINS: From A to B and Back Again.

Continuando con la segunda parte de mi viaje warholiano, el evento principal: la apertura de la retrospectiva “Andy Warhol—From A to B and Back Again Warhol” en el Museo Whitney de Arte Americano, patrocinada por Calvin Klein. No solo es la primera restrospectiva de Warhol realizada por una institución de los Estados Unidos desde 1989, también es la más completa, exhibiendo más de 350 obras (entre préstamos de colecciones públicas y privadas de todo el mundo), muchas de ellas juntas por primera vez, siendo también la más grande exhibición en espacio dedicada a un solo artista presentada en el Whitney (Downtown). La exhibición reúne todos los aspectos, técnicas, y períodos de una carrera de 40 años, curada por la autoridad Warhol Donna De Salvo. Y no podría seguir sin hablarles de Donna De Salvo porque #hablemosdeellas y es una mujer de trayectoria impresionante en otra industria (dissapointed but not surprised) dominada por hombres. ( Pausa feminista ) Donna es la Directora D